Más de una docena de destacados multimillonarios de Estados Unidos solicitaron un nuevo impuesto gubernamental sobre la riqueza extrema para ayudar a combatir la desigualdad en el ingreso, proporcionar financiamiento para iniciativas de cambio climático y diversos problemas de salud pública.

Dirigida a los “candidatos presidenciales de 2020”, los signatarios multimillonarios de la carta incluyen al financiero George Soros, las herederas Liesel y Regan Pritzker, Abigail Disney y el cofundador de Facebook Chris Hughes.

La misiva solicita un aumento en los impuestos federales sobre la riqueza para “financiar sustancialmente” nuevas inversiones en sectores que incluyen energías limpias, cuidado de niños universal, alivio de deuda de préstamos estudiantiles, mejoras en infraestructura y alivio de impuestos para familias de bajos ingresos.

Responsabilidad ética

“Estados Unidos tiene la responsabilidad moral, ética y económica de cobrar más impuestos sobre nuestra riqueza”, insistieron los 19 firmantes de la carta.

“Instituir un impuesto a la riqueza está en el interés de nuestra república”, agregaron, argumentando que un impuesto moderado sobre los estadounidenses más ricos goza del apoyo de la mayoría de los estadounidenses. Se estima que el impuesto podría generar casi $ 3bn en ingresos a lo largo de 10 años.

Es probable que la propuesta obtenga un amplio apoyo de los candidatos demócratas, entre los cuales la idea de un impuesto a la riqueza extrema ha ganado fuerza.

La senadora Elizabeth Warren ha propuesto un impuesto del 2% sobre los activos de 50 mdd o más en activos, incluidas acciones, bonos, yates, automóviles y arte, y un 1% adicional sobre los activos de más de $ 1.000 millones.

Warren estima que dicho impuesto afectaría a 75,000 familias y recaudaría $ 2.75 bdd en 10 años.

Borrar deudas

En una medida relacionada, el senador Bernie Sanders anunció un plan para borrar 1.6 bdd en deuda pendiente de préstamos estudiantiles.

Apodado “Ley de la universidad para todos”, el costo de liberar a 45 millones de estadounidenses de la deuda de educación superior se pagaría con nuevos impuestos en las transacciones de Wall Street, no con los ingresos personales de los multimillonarios.

La propuesta va más allá del plan de préstamos estudiantiles de Warren, que limita el perdón de la deuda a 50,000 dólares y no ofrece alivio a aquellos que ganan más de 250,000.

Las iniciativas se establecen bajo la misma premisa: una distribución no equitativa de la riqueza exacerbada por una carga impositiva desigual en todo el espectro de ingresos.

La carta a los candidatos presidenciales sigue las preocupaciones públicas de los muy ricos de Estados Unidos sobre la creciente desigualdad.

Ensayo de Buffett

Warren Buffett, fundador de Berkshire Hathaway, publicó un ensayo en 2011 señalando que su tasa impositiva efectiva era “en realidad un porcentaje inferior al pagado por cualquiera de las otras 20 personas en nuestra oficina”. Eso impulsó la idea de una “Regla de Buffett”, apoyada por el entonces presidente Obama, que obliga a los millonarios a pagar al menos una tasa del 30%.

En abril, Ray Dalio, el fundador de Bridgewater, el mayor fondo de cobertura del mundo, expresó sus temores sobre la brecha de desigualdad de ingresos.

La enorme brecha entre ricos y pobres es una “emergencia nacional” que plantea un “riesgo existencial para los Estados Unidos”, escribió Dalio en una publicación de blog de 8,000 palabras en LinkedIn.

Los extremos son malos

“Creo que todas las cosas buenas llevadas a un extremo pueden ser autodestructivas y que todo debe evolucionar o morir. Esto es ahora cierto para el capitalismo”, escribió.

El jefe de JP Morgan, Jamie Dimon, el jefe de inversiones, Warren Buffett, y el presidente de Blackstone, Stephen Schwarzman, se han preocupado públicamente de que la desigualdad de ingresos se haya convertido en un impedimento para que una sociedad como la estadounidense funcione.

Un análisis reciente de un informe de la Reserva Federal encontró que el 1% más rico de los estadounidenses vio crecer su patrimonio neto en 21 bdd en los últimos 30 años, mientras que la riqueza del 50% inferior cayó en 900 mil mdd.

También te puede interesar:

SAT pone en la mira a factureros: ubica a 8,204 y arma operativo contra 150

 

Siguientes artículos

Megamancha de sargazo se aproxima a las costas de Quintana Roo
Por

Red de Monitoreo del Sargazo de Cancún dio a conocer a través de su Facebook la llegada de un enorme cúmulo de microalga...