Moody’s bajó su perspectiva para el sistema bancario mexicano a “negativa” desde “estable”, debido a las expectativas de que el riesgo de activos aumente con la expansión de su cartera de crédito, aun cuando el crecimiento económico se mantiene deprimido.

A través de un reporte, la calificadora señaló que además las presiones fiscales del gobierno pueden finalmente reducir su capacidad para dar apoyo a los bancos del país en tiempos de estrés.

Esto se da luego de que la economía mexicana registró un descenso de 0.2% en el segundo trimestre del año, respecto al periodo enero-marzo previo, con lo que rompió una racha de once trimestres consecutivos de crecimiento. Además de que el gobierno redujo a un rango de entre 2.0 y 2.6% su previsión de crecimiento para este año, inferior a su rango anterior de 2.2 a 3.2%.

Lee también: PIB de México reporta su primera caída en 3 años

PUBLICIDAD

Moody’s espera que la economía mexicana crezca alrededor de 2.5% este año y en 2017, manteniéndose básicamente sin cambio con respecto a 2015. Sin embargo, aunque el crecimiento económico se mantiene deprimido, el crecimiento del crédito todavía aumenta rápidamente, el cual prevé que incrementará cerca de 12% durante el mismo período, lo cual es más del doble que la tasa de crecimiento nominal del PIB.

Destacó que los bajos precios del petróleo, el alza de las tasas de interés, la fuerte depreciación del peso y el crecimiento menor al esperado de EU, han afectado las expectativas de un mejor desempeño económico e inclinaron la balanza de riesgos y oportunidades para la banca mexicana al lado negativo.

Te puede interesar: Hacienda prevé un menor crecimiento para 2016

Moody’s también mencionó que Petróleos Mexicanos (Pemex), uno de los principales deudores corporativos del sistema bancario, sigue luchando con restricciones de liquidez y un alto apalancamiento financiero.

Señaló que los créditos otorgados a petrolera representan cerca del 6% del total de créditos insolutos en el sistema bancario, y entre 30 y 40% del capital básico. Además, los bancos tienen “exposiciones importantes a la extensa red de proveedores de Pemex”.

En México, la banca está encabezada por unidades de la estadounidense Citigroup y el español BBVA, así como por el mexicano Banorte.

 

Siguientes artículos

chivas-tv-captura
Fallas en Chivas TV han sido por hackeo, asegura José Luis Higuera
Por

El responsable del proyecto dijo que se movieron intereses y por ello 'el sector (televisivo) está incómodo, es evidente...