Un motín en el centro de detenciones de la policía de la región de Carabobo, en el norte de Venezuela, dejó 68 muertos, confirmó el fiscal general interino, Tarek William Saab.

El incidente ocurrió el miércoles en el centro de detenciones de la policía de Carabobo, donde presos amotinados provocaron un incendio del cual perdieron el control. Entre las víctimas mortales están dos mujeres que visitaban a sus parejas, explicó Saab.

Lee también Maduro ordena terminar obras inconclusas de Odebrecht en Venezuela

“El Ministerio Público de Venezuela informa a la opinión pública que ante los terribles hechos acaecidos en la Comandancia de la Policía del estado Carabobo, donde por un presunto incendio fallecieron 68 personas: Hemos designado 4 fiscales (3 regionales y 1 nacional) para esclarecer estos dramáticos hechos”, dijo Saab en su cuenta de Twitter.

PUBLICIDAD

La declaración rompió el silencio oficial sobre el caso horas después de ocurridos los hechos. La comandancia de la policía fue acordonada por brigadas antimotines de la Guardia Nacional (policía militarizada), que impidieron a los periodistas hacer su trabajo y contuvieron las protestas de los familiares de los presos.

Saab garantizó que profundizará las investigaciones para esclarecer de forma inmediata estos acontecimientos que “han enlutado a decenas de familias [email protected], así como establecer las responsabilidades a que haya lugar”. “En las indagaciones preliminares, los resultados arrojan el fallecimiento de 66 hombres y dos mujeres que se encontraban en calidad de visitantes (pernocta).

A los mismos se les realizaron los respectivos protocolos de autopsia y entrega respectiva de los cuerpos a sus familiares”, dijo. El incidente ocurrió después que varios detenidos tomaran de rehén a uno de los vigilantes y decidieran provocar un incendio.

Las primeras versiones dijeron que las víctimas fueron por quemaduras y asfixia. Los calabozos de la comandancia de la policía de Carabobo son usados como cárcel provisional, desde donde muchos detenidos son llevados a los tribunales para recibir sus sentencias. Este es uno de los hechos más cruentos en cárceles venezolanas.

En 1994 un incendio dejó 108 muertos en la cárcel de Sabaneta, en el estado occidental de Zulia, lo que marcó el peor incidente en la historia.

 

Siguientes artículos

Hackers y ciberataques ya no son ciencia ficción
Por

Reaccionar rápidamente para mitigar el impacto de un ciberataque es crucial para minimizar los costos inmediatos y de la...