Las tareas del hogar continúan siendo en gran medida responsabilidad de la mujer, sobre todo en países de Latinoamérica.

Un estudio comparativo en 20 países de América, Europa, Asia y África reveló que, en promedio, la mujer destina entre 23 y 14 horas semanales a llevar a cabo actividades relacionadas con el cuidado del hogar y la familia.

Para los hombres, estas actividades implican menos tiempo, toda vez que ellos dedican entre seis y siete horas a estas tareas, advirtió el Primer Informe Global Home Index, presentado el jueves en la Universidad Panamericana.

Este documento mostró que son los hombres y mujeres argentinas las que dedican más tiempo a estas actividades con un promedio de 23 horas semanales en el caso de las mujeres y 16 en el caso de los hombres.

PUBLICIDAD

A los argentinos le siguen los brasileños, que destinan 21 horas, en el caso de las mujeres, para cumplir con las tareas del hogar, y 14 horas los hombres.

Las colombianas también dedican 21 horas a las tareas del hogar, pero los hombres sólo dedican 14 horas semanales a dichas actividades.

De los 12 países latinoamericanos, México se posiciona al final de la tabla, toda vez que las mujeres señalaron dedicar semanalmente 11 horas al trabajo en casa y los hombres ocho.

En el caso de países europeos que incluye el estudio, el rango de tiempo destinado a estas actividades es menor, pero la disparidad de horas invertidas entre hombres y mujeres sigue siendo amplia.

Por ejemplo, en Reino Unido las mujeres dedican 14 horas al desempeño de las tareas de sus hogares, en tanto que los hombres invierten nueve; en España las mujeres pasan 14 horas semanales en estás actividades y los hombres nueve; en tanto que las italianas pasan nueve horas en casa y los italianos seis.

Aunque persiste la disparidad al momento de repartir la carga de trabajo en la casa, las “generaciones más jóvenes” establecen con más naturalidad el equilibrio en esta carga laboral, apuntó Patricia Debeljuh, directora del Centro Walmart Conciliación Familia y Empresa del IAE Business School de la Universidad Austral, al presentar el estudio.

“El rol del varón como proveedor no alcanza para sacar adelante a la familia, ahora el nivel de vida que llevamos hace que la mayoría de las familias por la necesidad económica motivan que la mujer salga a trabajar. En ese aspecto es necesario que el varón tiene que volver más a casa porque la mujer no va a estar 24 horas en casa. Ahora las generaciones jóvenes vuelve más fácil porque fueron educados por mamás que les toco trabajar pero cuando hablas con señores de 50 años que fueron educados con un modelo diferente no entienden que las mujeres no cumplan con esas actividades, entonces estamos en un cambio de paradigma muy fuerte”, detalló.

En todos los países se le da una gran relevancia a que un miembro de la familia se ocupe directamente de estas responsabilidades, advierte el estudio que elaboró 5,000 cuestionarios con personas de entre 25 y 65 años, 49% de ellos con formación universitaria.

En total, 86% de las mujeres consideraron importante ocuparse de las tareas del hogar, está percepción no distó mucho en los hombres, toda vez que el 83% de ellos señalaron como relevantes estas actividades.

Si bien hay coincidencia en la importancia de las tareas del hogar, 76% de los encuestados señalaron que la sociedad valora más el éxito profesional que el familiar, siendo las mujeres de países como Brasil, Colombia, España, México y Portugal las que ponderarón la valoración de una carrera laboral.

El inminente cambio de las dinámicas familiares hace necesario que los gobiernos implementen políticas públicas y desde el sector privado que acompañen el giro de paradigma familiar, advirtió Debeljuh con un auditorio confirmado únicamente por estudiantes mujeres y académicas.

 

Siguientes artículos

México y Canadá confían en buenos resultados de TLCAN
Por

Ambos países tienen un intercambio comercial de 40,800 millones de dólares canadienses, con 26,000 mexicanos trabajando...