Estas mujeres son líderes naturales en las áreas en que se desempeñan y demuestran que el poder es de quien sabe cómo tomarlo. Ellas son parte de Las 100 mujeres más poderosas de México 2016 que Forbes México presenta en su edición de junio.

Gran parte del trabajo de estas mujeres consiste en romper esquemas para crear un futuro completamente distinto. El poder que ellas tienen sirve de inspiración para las mujeres que se enfrentan al muro de la falta de oportunidades.

“Se incluye a 100, pero sabemos que hay muchas más que bien podrían ser parte de este ejercicio editorial. Algo más: no es un ranking, ninguna tiene un número, ya que el desempeño de todas es igual de importante y merece ser tratado de la misma forma”, destacó Jonathán Torres, director editorial de Forbes México.

 

PUBLICIDAD

Poder directivo

El primer grupo se centra en el plano empresarial, donde han alcanzado importantes cargos.

Una muestra de este talento es Mayra Gónzalez, quien a partir de julio asumirá la presidencia de Nissan Mexicana y se convertirá en la primera mujer en liderar esta compañía automotriz, no sólo en México, sino a nivel internacional.

Mónica Flores, presidenta para Latinoamérica de ManpowerGroup, es otra mujer que inspira. Bajo su liderazgo, ManpowerGroup se ha convertido en la empresa más grande de Latinoamérica, según Staffing Industry, y líder de RPO, según el ranking de Everest Group PEAK Matrix. Esta firma especializada en recursos humanos reali­zó una alianza con Uber, a través de la cual se certifica como choferes a mujeres y personas con discapacidad motriz y auditiva.

Samantha Ricciardi, directora ejecutiva de BlackRock México, ha logrado un crecimiento de doble dígito, basado en la diversificación de las inversiones de sus clientes, acompañándolos para que volteen a los mercados internacionales. Du­rante su participación en el primer taller de liderazgo y desarrollo profesional, organizado por la asociación Abogadas MX, aseguró que “los equipos diversos generan más ideas y retorno de inversión que los equipos que no lo son”. La estrategia actual de la directiva es buscar los sectores con mayor potencial para colocar capitales.

La presidenta de Grupo Bayer para Centroamérica y el Caribe, Erika Bernal Rempening, se convirtió en la primera mujer mexicana en asumir la presidencia de Grupo Bayer para Centroamérica y el Caribe. Con un historial ascendente desde su ingreso a esta empre­sa en 2006, atribuye su éxito a su equipo de trabajo, integrado por mujeres y hombres comprometidos con su labor.

Otro caso de éxito empresarial femenino es el de Melanie Devlyn, presidenta del Consejo de Administración de Ópticas Devlyn. En mayo de 2015, Melanie comenzó a presidir el Consejo de Administración, firma que celebra su 80 aniversario, recién inauguró un labo­ratorio central que triplica el tamaño del que tenía y se planteó la meta de abrir 50 nuevos puntos de venta en las principales ciudades de México. Melanie, que pertenece a la tercera generación de esta empresa familiar, es la primera mujer que preside la Asociación de Comerciantes Especializados.

Claudia Jañez, presidenta de DuPont México, también es muestra de la capacidad de las mujeres para liderar. Entre los logros de Jañez el año pasado destaca que contribuyó en una reestructuración global de más de 700 millones de dólares (mdd), liderando el proceso en México y ajustando costos para los objetivos locales. DuPont México fue el país de Latinoamérica con mejores resultados.

La directora general de Grupo Planeta en México, Estados Unidos y Centroamérica, Nubia Macías Navarro, es otra muestra del poder de la mujer. Se convirtió en 2013 en la primera mujer en dirigir un grupo editorial en América Latina. Uno de sus principales logros ha sido el incremento de 50% en las producciones de este grupo editorial. En 2015 fue premiada con el reconocimiento al De­sarrollo de la Industria Editorial, el cual recibió en la Feria Universitaria del Libro (FUL) de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH).

Marcela Valdez es directora de Administración y Finanzas de Farmacias Benavides. Luego de reinventar su liderazgo al reformular su es­trategia de comunicación con su equipo de trabajo, fue elegida para tomar cargos administrativos y de tesorería. Como responsable financiera de la firma ha logrado impulsar la apertura de 300 sucursales, disminuir las cuentas por cobrar en 77 millones de pesos en dos años y generar un total de 170 millones de flujo operativo.

En esta lista de las 100 mujeres poderosas también se encuentra Sofía Belmar Berumen, directora general de MetLife México. Cuenta con una trayectoria de más de 23 años en el sector de seguros en el país y bajo su dirección se impulsa la estrategia de Diversidad e Inclusión en México, que promueve la inclusión de personal con capacidades diferentes y a través de la Red de Mujeres busca fortalecer sus propias capacidades de liderazgo.

María Teresa Arnal, CEO de J. Walter Thompson Company en México, es otra muestra del poder femenino. Apenas lleva un año en esa posición, pero su experiencia en compañías de medios y entretenimiento ya se hizo notar. Incluso fue reconocida en la edición mexicana de Wo­men to Watch por Advertising Age y Adlatina, en alianza con Roast Brief. Asimis­mo fue reconocida por el Interactive Advertising Bureau (IAB) México como una de las 10 personalidades que más han contribuido, tanto con la asociación como con la evolución de la industria de la publicidad digital y marketing interactivo.

La vicepresidenta de Operaciones de Walmart Supercenter, María Guadalupe Morales, tiene un reto importante: lo­grar un crecimiento con calidad y rentabilidad. Su próximo objetivo es duplicar las ventas totales en 10 años y hacer crecer las utilidades más rápido que las ventas.

La importancia de las mujeres en puestos directivos también está en las manos de Ligia Torres, directora para Mercados Emergentes y Asia Pacífico de BNP Paribas. Con una trayectoria de más de 23 años en los mercados de capitales, Ligia es responsable del desarrollo del líder bancario en Europa. Su misión es proporcionar soluciones de banca de inversión y de financiación especializada a personas privadas de alto valor neto.

Blanca Estela Pérez es fundadora de Grupo C&E, dedicado al reclutamiento y la selección de personal en todo el país. Actualmente, esta empresa participa en la contratación de más de 15,000 empleados. Desde su empresa promueve el desarrollo de las mujeres en el mercado laboral. Más de 60% de las plantillas que contratan corresponde a mujeres y 20% de ellas ocupa puestos de alta dirección.

Sandra Sánchez también es muerta del talento femenino. La directora ejecutiva de Probiomed fue seleccionada como uno de los 17 líderes emer­gentes del sector a nivel mundial por la publicación estadounidense Pharma Executives. En su actual cargo ha demostrado ser una líder y visionaria enfocada en la evolución de Probiomed, en México y en el extranjero.

Cristina Pineda es cofundadora de Pineda-Covalín. Como parte de su compromiso con la difusión de la cultura mexicana, también impulsa el proyecto Xico, un xoloitzcuintle que ha servido de inspiración para crear una gran variedad de productos dirigidos al público infantil y arte objeto, que está a la venta en la recién inaugurada tienda en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

Martha Debayle es un ejemplo más de la capacidad de liderazgo femenino. Considerada como una de las siete mujeres más influyentes de México y América Latina en 2015, celebró el décimo aniversario de su programa radiofónico Martha Debayle en W y el primer aniversario de su publicación Moi, que pasó de tener un tiraje de 45,000 ejemplares en julio de 2014 a 75,000 en mayo de 2015. Este éxito editorial y la permanencia de su revista BBMundo la hacen creer que toda­vía hay un gran mercado de lectura en papel. El programa Debayle con Martha, de Televisa Radio, fue reconocido como uno de los mejores contenidos del año.

 

Talento institucional

El segundo grupo de estas mujeres poderosas se centra en el plano institucional, donde su desempeño influye en la vida pública del país.

Quizás el ejemplo más trascendente en este rubro es Claudia Ruiz Massieu, secretaria de Relaciones Exteriores. En agosto de 2015 fue nombrada titular de la dependencia, con lo que se convirtió en la tercera canciller de México. Por su trayectoria en el servicio público, promoción de la equidad de género y destacado desempeño al frente de Sectur, Ruiz Massieu recibió el premio La Mujer del Año en diciembre de 2015. Durante su gestión, el sector turístico rompió récord tanto en captación de divisas como de turistas extranjeros.

La gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich, se convirtió en septiembre de 2015 en la primera mujer gobernadora del estado. En las elecciones obtuvo 53% de la preferencia. A pocos meses de haber tomado el mandato ha destacado por lograr el rescate de hospitales, centros de salud, planteles escolares, carreteras de la entidad, así como por implementar programas urgentes como el de medicamentos y uniformes escolares. Otras de sus prioridades son incrementar la oferta de empleos y la derrama económica del estado.

Otro ejemplo del poder femenino en el ámbito público es María Elena Estavillo, comisionada del Instituto Federal de Telecomunicacio­nes (Ifetel). Al frente del instituto condujo los trabajos para la determinación del marco regulatorio de la red compartida mayorista, uno de los proyectos emblemáticos de la reforma constitucional en telecomunicaciones que está en curso de licitación y que se estima generará inversiones de miles de millones de dólares. Ha tomado decisiones para impulsar los procesos que han transformado el panorama de la radiodifusión y las telecomunicaciones en el país.

 

Talento en matemáticas

Mención especial merece Olga Medrano Martín del Campo, ganadora de la Olimpiada Europea de Matemáticas.

Conocida en las redes sociales como #LadyMa­temáticas, Olga Medrano es la primera mujer mexicana que con sólo 17 años ganó la Olimpiada Europea de Matemáticas para Niñas, realizada en abril pasado en Busteni, Rumania. Logró vencer a 147 participantes de 38 países, y junto con sus cuatro compañeras, el equipo mexicano ocupó el lugar número 13 de 39 países.

Olga estudia el último semestre de la preparatoria en su natal Jalisco y se ha propuesto romper el es­tereotipo de que las mujeres no pueden sobresalir en el estudio de las ciencias exactas. Al graduarse continuará sus estudios de matemáticas en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

 

Siguientes artículos

‘El conjuro 2’ y los demonios en serie
Por

El conjuro 2 sufre de las mismas dolencias que otras franquicias, su director James Wan lo sabe porque en los últimos añ...