EFE.- Un terremoto de magnitud 7.3 grados sacudió este sábado la costa de Fukushima, en el este de Japón, y se notó con fuerza en Tokio, sin que se activara la alerta de tsunami ni se haya informado de víctimas mortales.

El seísmo tuvo lugar a las 23:08 hora local del sábado (10:08 de la CDMX) con epicentro a unos 60 kilómetros de profundidad frente a la costa de la prefectura de Fukushima, según informó la Agencia Meteorológica (JMA) de Japón, que inicialmente estimó su intensidad en 7.1.

El primer ministro nipón, Yoshihide Suga, señaló que pese a la fuerza del terremoto “no se observó riesgo de tsunami, no se han detectado anormalidades en plantas nucleares ni hay por el momento constancia de que haya un número elevado de víctimas”, en una comparecencia ante los medios.

No te pierdas: Japón prevé recuperar su economía en 2022 con digitalización y economía verde

El Ejecutivo nipón convocó una reunión de emergencia con motivo del terremoto y “permanece en contacto con todas las autoridades relevantes y tomando las medidas necesarias para proteger las vidas de los ciudadanos”, afirmó Suga.

Tanto en Fukushima como en la colindante Miyagi, en la costa noreste de Japón, el terremoto alcanzó el nivel de seis alto en la escala japonesa, con un máximo de siete y más centrada en las zonas afectadas que en la intensidad del temblor.

Otras prefecturas de la costa oriental y del centro de Japón se vieron también sacudidas con fuerza por el temblor, entre ellas la capital, donde se alcanzó el nivel 4 de la escala nipona.

La Agencia Meteorológica de Japón señaló que el seísmo podría causar un leve aumento del nivel del mar pese a que no se llegara a activar la alerta de tsunami.

La JMA considera que el terremoto “podría tratarse de una réplica” del devastador seísmo acaecido el 11 de marzo de 2011, según dijo la experta sismológica de ese organismo, Noriko Kamaya, en rueda de prensa, quien también advirtió de posibles temblores de intensidad similar al de hoy en los próximos días.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

El terremoto de este sábado se produjo en una zona próxima al epicentro del de marzo de 2011, el cual se originó a menor profundidad, alcanzó la magnitud 9.1 y causó un tsunami que arrasó el noreste de Japón y desencadenó el accidente nuclear de Fukushima Daiichi.

La compañía operadora Tokyo Electric Power informó que no ha observado anormalidades en los niveles de radiactividad de esa central ni de la de Fukushima Daini, las cuales permanecen inactivas y en proceso de desmantelamiento tras la catástrofe natural de hace una década.

El seísmo, en cambio, sí ha dejado destrozos en viviendas e infraestructuras de Fukushima y Miyagi, así como una treintena de heridos en diversos accidentes como caída de objetos, desprendimientos de tierra e incendios, según informó la cadena estatal NHK.

Este medio recogió imágenes de muros derrumbados, escaparates rotos, tejados hundidos y una autopista cubierta por un desprendimiento de tierra, entre otros desperfectos.

Unas 850,000 viviendas permanecían sin luz en amplias zonas del este, el centro y el norte de Japón más de dos horas después del fuerte temblor, que también provocó la interrupción de las líneas ferroviarias de alta velocidad (shinkansen) en esas áreas.

 

Siguientes artículos

Donald Trump
Juicio político a Trump podría resolverse pero una condena parece improbable
Por

Se prevé que el Senado estadounidense defina el juicio contra el expresidente de EU, luego de su llamado a evitar la cer...