BARCELONA, España. Telcel prepara el lanzamiento de su red 4.5G, que permite velocidades de descarga de hasta 1 Gigabit por segundo, para este marzo, aseguró Marco Quatorze, director de Servicios de valor agregado de la compañía.

La filial de América Móvil anunció la llegada de la nueva red en mayo de 2017, cuando esperaba lanzarla en diciembre del mismo año, algo que por temas técnicos no fue posible.

Quatorze, quien conversó con Forbes México en el marco del Mobile World Congress (MWC) en Barcelona, no dio más detalles sobre el anuncio.

Esa nueva red requiere que los teléfonos inteligentes cuenten con un módem especial para alcanzar esas velocidades descarga, y aunque muchos de los equipos de gama media y alta de los últimos dos años son compatibles con redes LTE Advanced, apenas unos pocos permiten descargas de 1 Gb/s.

PUBLICIDAD

 

La red del futuro

La red 4.5G es una evolución de la tecnología 4G LTE y un paso que prepara la llegada de la próxima generación de comunicaciones móviles, el 5G, un tema que este año ha dominado la conversación en el MWC, la feria de tecnología móvil más grande en el mundo.

“Para llegar a 5G es necesario hacer una modernización de la red que ya estamos haciendo. La 5G requiere virtualización y el uso de frecuencias distintas [conocido como carrier agreggation], todo eso ya se está haciendo porque es necesario para la evolución y modernización de la red”, dijo Quatorze.

El directivo añadió que espera que las primeras aplicaciones claras de 5G en el mundo se den a finales de 2019 y que éstas lleguen a México uno o dos años después. “Lo que creo es que hay un esfuerzo muy grande para hacer esta tecnología posible para los Juegos Olímpicos de Tokio, ahí creo que habrá soluciones disponibles comercialmente”, dijo.

No obstante, el despliegue de la tecnología es costoso y los operadores necesitan aplicaciones concretas para el retorno de su inversión. Para Quatorze, un caso de negocio claro es ofrecer banda ancha en regiones donde la fibra no llega, “porque el 5G tendrá velocidades iguales o superiores a las de la fibra óptica”.

Hay otros casos que son aplicaciones críticas que necesitan una latencia muy baja y una multitud de dispositivos conectados, explica el ejecutivo. “Puede verse como el IoT, pero con casos muy específicos donde la latencia es clave, como conducción autónoma o drones que requieren una reacción inmediata se habilitarán con el 5G”.

No obstante, esos servicios aún están a un par de años de distancia, y mientras los operadores como América Móvil ya trabajan para hacerlos realidad, el despliegue de la red 4.5 nos permitirá tener un asomo al potencial de las telecomunicaciones del futuro.

 

Siguientes artículos

UE aprobaría a Bayer compra de Monsanto por 62,500 mdd
Por

La firma alemana ya se ha comprometido a vender algunos activos de semillas y herbicidas para atender las preocupaciones...