La automotriz japonesa Nissan informó este jueves que recortará su producción y su gama de modelos en 20% para racionalizar sus operaciones.

Además, informó que su estrategia para los próximos 4 años será mantener un crecimiento constante en lugar de buscar una expansión de ventas excesiva y lanzar 12 modelos nuevos en los próximos 18 meses.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes México

Las acciones de la automotriz alcanzaron este jueves un máximo desde el 4 de marzo pasado, al ubicarse en 449 yenes (unos 4.17 dólares de EU).

El plan para el próximo cuatrienio buscará alcanzar un crecimiento sostenible, dar a la empresa estabilidad financiera y rentabilidad para fines del año fiscal, según un comunicado enviado por la empresa nipona la tarde del jueves.

“El plan implica la racionalización de costos y la optimización comercial, ajustando la estrategia de la compañía desde su enfoque anterior en la expansión aumentada”, refiere el mensaje.

La estrategia tendrá dos pilares: la racionalización y la priorización de mercados y productos principales.

En el primer caso, se contemplan acciones para reestructurar, reducir costos y mejorar la eficiencia de la compañía.

Sigue la información de los Negocios en nuestra sección especializada

Para ello, Nissan reducirá su capacidad de producción en un 20% a desde 6.7 a 5.4 millones de unidades anuales bajo el supuesto de una operación de turno estándar. En el mismo sentido, la oferta de modelos se recortará en 20% de 69 a menos de 55 modelos. En 2019, la venta de unidades se redujo a 5.52 millones de vehículos frente a los 5.77 millones registrados un año antes, de acuerdo con la automotriz.

Otras de las medidas pretenden cerrar la planta de fabricación en Indonesia y concentración en la planta de Tailandia como base de producción única en la región ASEAN, a la par que se tiene la intención de cerrar la planta de Barcelona.

“Lograr una tasa de utilización de planta superior al 80%, lo que hace que las operaciones sean más rentables. Reducción de los costos fijos en aproximadamente 300 mil millones de yenes. Consolidando la producción norteamericana en torno a modelos centrales”, añade el mensaje.

Igualmente se buscará aprovechar la alianza con Renault y Mitsubishi para optimizar las operaciones en todo el mundo e impulsar los liderazgos en cuanto a la producción tecnológica, el desarrollo de modelos y la presencia regional.

Para el segundo eje, de la priorización de mercados y modelos exitosos, Nissan se enfocará en los mercados de América del Norte, incluido México, Japón y China. La Alianza con Renault y Mitsubishi se aprovechará para atender los mercados de Europa, Sudamérica, Sureste Asiático y Norte de África.

Salir de Corea del Sur, del negocio de Datsun en Rusia y la racionalización de las operaciones en algunos mercados de la región ASEAN. Enfoque en segmentos de modelos clave globales, incluidos vehículos mejorados de los segmentos C y D (de mayor tamaño), vehículos eléctricos, autos deportivos”, señala el comunicado.

Otras de las acciones que se emprenderán para el próximo cuatrienio serán incrementar la presencia de vehículos eléctricos para superar el millón de unidades en ventas para finales del año fiscal 2023.

En Japón concretamente se lanzarán 2 vehículos eléctricos más y cuatro con motor eléctrico e-POWER para que las unidades electrificadas alcancen 60% de las ventas.

También se introducirá el sistema avanzado de asistencia al conductor ProPILOT en más de 20 modelos en 20 mercados, para que a finales del año fiscal 2023 se alcancen más de 1.5 millones de unidades equipadas con este sistema.

Te recomendamos: ¿Cuáles son los retos para vender autos por e-commerce?

 

Siguientes artículos

Disney World reabre con uso obligatorio de mascarillas y con Mickey a distancia
Por

Aunque Florida se convirtió en un epicentro de coronavirus al reportar 109.000 nuevos enfermos en las últimas dos semana...