Mientras gobiernos como Estados Unidos, Canadá y Francia están dando facilidades fiscales a empresas con subsidios, exenciones y diferimientos de pago, México ha implementado una estrategia con créditos a micro, pequeñas y medianas empresas sin estímulos fiscales, lo que ha generado severas críticas de parte del sector privado. Pero no así de organismos internacionales, como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

En entrevista con Forbes, el representante del organismo en México, Tomás Bermúdez, explicó que esta es una crisis inédita por su origen y es complejo saber cuáles serán sus consecuencias, por lo que no hay recetas únicas para hacerle frente.

Sigue la información de la economía y los negocios en Forbes México

“Lo que estamos viviendo es tan inédito que los países han tomado medidas bastante parecidas en general; México ha decidido tomar un camino distinto, México ha tomado medidas en varias áreas de financiamiento a pymes, a individuos, pero va a tomar una aproximación de ir un poco más viendo la evidencia que se va generando a que tomar medidas de acción muy rápidas por el lado fiscal. Por el lado monetario el Banco de México ha sido contundente en las acciones que ha tomado”, señaló.

México está ensayando un camino distinto al que tienen la mayoría de los países, pero no necesariamente es malo. Estamos en un territorio tan inédito, tan por descubrir, y no sabemos cómo se va a manifestar todavía ni siquiera la consecuencia de virus del todo, cada receta es distinta”.

También lee: ¿Cómo acceder a los créditos del Consejo Mexicano de Negocios y BID Invest?

En cuanto a las medidas para apoyar la emergencia en el país, Bermúdez destacó que el BID ha modificado algunas de las prioridades de la estrategia que se anunció para el país en noviembre pasado, pero en general se mantienen las metas.

En su ‘Estrategia de Grupo BID con el país (2019-2024)’, el banco estableció 3 áreas prioritarias para atender: fomentar y aumentar el acceso a servicios básicos; estimular el dinamismo de la inversión; promover el desarrollo territorial equilibrado.

Por ejemplo, algunos programas con la Comisión Nacional del Agua se modificaron para desarrollar infraestructura para dotar o mejorar el servicio de agua en algunos sectores de la población.

“Igual teníamos un proyecto con la SCT de banda ancha para sitios de difícil acceso, a ese le subimos la prioridad entendiendo que hay que avanzar más rápido. Lo teníamos previsto para más tarde y decidimos adelantarla. Son arreglos tácticos de acuerdo a la circunstancia”, indicó.

Aunado a ello, el domingo el BID Invest anunció un programa de créditos para mipymes en el país en coordinación con el Consejo Mexicano de Negocios por 3,000 millones de dólares.

BID busca ayudar en la recuperación y a estados y municipios

En medio de la crisis económica por el Covid-19, el Banco Interamericano de Desarrollo ha tomado medidas para apoyar a los países de la región en términos financieros, con la ampliación de la disponibilidad de créditos y la asistencia técnica para establecer medidas para combatir el impacto de la crisis.

En el caso de México, el banco amplió la disponibilidad de crédito para este año a 2,350 millones de dólares, desde los 2,090 mil mdd previstos en su informe de la estrategia para el país, presentado en noviembre pasado.

“Eso no quiere decir que México quiera tomarlo, simplemente es disponibilidad en caso que la necesite”, acotó Bermúdez.

Además, adelantó que tienen pláticas muy avanzadas con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para permitir que el BID pueda trabajar directamente en proyectos con entidades subnacionales, es decir, con estados y municipios, cosa que hasta ahora tienen prohibido.

Este esquema de trabajo facilitaría el avance en una de sus metas en México: estimular el desarrollo territorial equilibrado, además que podría funcionar como una herramienta para la recuperación económica ante la crisis económica a causa de la pandemia.

“La idea es que como parte del plan de recuperación de la economía que podamos empezar a hacer estos programas, a través de los cuales dejarle la posibilidad a ciertos estados y municipios de acceder a nuestra cooperación técnica y financiamiento a cambio de una serie de mejoras que deben de hacer en su recaudación y manejo del gasto.

“Es como un financiamiento condicionado y con resultados de qué tan serios y responsables son los estados en el manejo de sus finanzas públicas. La idea es poder incluirlo entre las cosas que vamos a hacer este año”, expuso.

A ese respecto, el artículo 117 de la Constitución establece que los estados no pueden adquirir obligaciones o empréstitos con gobiernos de otras naciones ni con sociedades o particulares extranjeros.

 

Siguientes artículos

coVID-19 Coronavirus, covid-19, 2020, CDMX
Ssa registra otro récord de contagios de Covid-19; estima 48,708 casos activos
Por

Si bien la Ssa registró otro récord de casos confirmados de Covid-19, insistió en que la epidemia ya tiene una tendencia...