La calificadora de riesgo crediticio Moody’s advirtió tres impactos para la industria de energías renovables en México, ante las medidas impuestas por el gobierno derivdas la emergencia sanitaria de coronavirus Covid-19.

El pasado 27 de abril, el Centro de Control Nacional de Energía (Cenace), encargado de operar el sistema eléctrico del país, suspendió las pruebas operativas de plantas de generación eléctrica solares y eólicas.

“El tema principal es que el acuerdo no tiene una fecha definida de hasta cuándo se van a suspender las pruebas”, advirtió la analista de infraestructura de Moody’s, Roxana Muñoz, en entrevista con Forbes México.

Aquí la historia del acuerdo: Coronavirus enfrenta a empresarios con el gobierno por impacto a energías renovables

El primer impacto del acuerdo es porque retrasa los ingresos de las compañías afectadas y pone en riesgo el pago de su deuda contratada para la infraestructura construida, pues al adquirir el financiamiento se fijan fechas de pago.

El segundo golpe se concentra en mayor incertidumbre de inversiones futuras porque no es la primera vez que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador cambia las reglas a la iniciativa privada en materia energética.

La analista citó la guerra de declaraciones, medidas legales durante renegociación de contratos de gasoductos entre el gobierno y la iniciativa privada durante 2019, además de los cambios a los Certificados de Energías Limpias (CELs) para que las plantas hidroeléctricas de CFE puedan emitirlos, medida que devaluaría los precios a casi cero, además de que desincentiva nueva generación limpia.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

El tercer impacto responde a si la empresa que dirige Manuel Bartlett podrá cumplir con sus metas de generación limpia al cierre del sexenio.

“En 2019, generó energía limpia por 27.7%, su compromiso es 35%. Con esta medida, parece o se pone en duda si CFE tendrá la capacidad de llegar a esta meta”, agregó Muñoz.

El acuerdo afecta a 44 proyectos de generación de energía limpia ubicados en 18 estados del país.

“Se trata de afectaciones a 28 plantas solares fotovoltaicas y eólicas que estaban listas para entrar en operación, más 16 proyectos en construcción, respaldados por más de 6,400 millones de dólares de inversión directa”, detalló la Asociación Mexicana de Energía Solar (Asolmex) y la Asociación Mexicana de Energía Eólica (AMDEE) en un comunicado conjunto.

En el acuerdo firmado por el director del Centro, Alfonso Flores Morcos, el operador eléctrico recordó que la Secretaría de Energía le pidió implementar mecanismos necesarios para fortalecer y mantener la calidad, confiabilidad, continuidad y seguridad del suministro eléctrico, ante una menor reducción del consumo eléctrico por la pandemia de Covid-19.

Sigue la información de los Negocios en nuestra sección especializada

Forbes México consultó al Cenace sobre la temporalidad del acuerdo, pero declinó comentar al respecto.

banner telegram
 

Siguientes artículos

Huawei
EU presiona para sacar a Huawei de Unión Europea
Por

Reino Unido ya anunció que bloqueará a Huawei de sus redes 5G. Sin embargo, Francia y Alemania están en contra de la pro...