“Nos decían que si queríamos tener éxito en nuestros negocios, teníamos que pensar como los hombres, y para vernos formales y confiables nos teníamos que vestir como ellos”, dice Sonia Garza, presidenta de la Asociación Mexicana de Mujeres Jefas de Empresa (AMMJE), al recordar el consejo que recibían en el pasado para triunfar en una empresa.

Hoy, la ejecutiva mexicana está convencida que los tiempos han cambiado y que las mujeres tienen un llamado para ser las protagonistas en la recuperación económica del país.

“Las mujeres queremos ser las protagonistas en la reactivación económica de México”, dice en entrevista Sonia Garza González, presidenta de la AMMJE.

El pasado 25 de enero, Sonia Garza fue elegida presidenta nacional de la AMMJE para el periodo 2021-2023, tras la gestión de Blanca Estela Pérez Villalobos, quien desde 2016 se encontraba al frente de la asociación. Hoy, tomó posesión de su encargo en una ceremonia presidida por Tatiana Clouthier, encargada de la Secretaría de Economía.

La llamada a actuar es urgente por las condiciones económicas actuales, puesto que 3 millones de mujeres salieron del mercado laboral y 1.3 millones de empresarias tuvieron afectaciones en sus compañías, mientras que 6.3 millones de mujeres trabajan en la informalidad, dice la empresaria de Nuevo León, con cifras del Inegi.

Garza González reconoce el reto y la oportunidad intrínseca de un entorno caracterizado por la incertidumbre frente a la emergencia sanitaria y sus efectos adversos para la economía. “Las crisis siempre generan oportunidades”, dice.

En 2020, la AMMJE generó capacitaciones para sus 5,000 asociadas, que permitieron visualizar el entorno de negocios y reaccionar rápido para disminuir el impacto en las empresas que son lideradas por mujeres.

Sólo un 30% de las empresas integradas a la asociación reportaron disminuciones en los ingresos de sus negocios durante el año, de acuerdo con una encuesta de la AMMJE realizada en enero.

El uso de herramientas tecnológicas impulsó el desarrollo de las empresas dirigidas por mujeres y atenuó los efectos negativos del confinamiento para evitar el contagio del coronavirus SARS-CoV-2.

La AMMJE es una organización fundada el 15 de noviembre de 1965, en Ciudad de México, que tiene como objetivo ganar representación en entidades públicas, privadas, organismos empresariales nacionales e internacionales para ser un factor de empoderamiento económico de las mujeres.

Lee: La paridad y la impartición de justicia

Sonia Garza presidenta AMMJE2
Foto: Acervo Sonia Garza

Los objetivos

Hoy, la presidenta de la AMMJE tiene entre los objetivos de la organización internacionalizar su operación y sumar nuevas socias en otras latitudes, a través de la alianza con otros organismos o asociaciones, aunque también quiere tejer lazos de colaboración con otras entidades nacionales para impactar a 25,000 mujeres en el país.

La asociación cuenta hoy con la recién fundada Academia AMMJE, que llevará a cabo cursos a partir de marzo y durante los siguiente 8 meses para propiciar la formalización de los emprendimientos de las mujeres.

“Queremos hacer un mapeo de estas mujeres para poderlas apoyar y, luego, conocer las necesidades que tienen, para capacitarlas”, dice Sonia Garza, quien cree que se puede detonar el éxito de los negocios por medio de la tecnología.

La empresaria está consciente que las mujeres mexicanas se encuentran trabajando en la apertura de nuevos mercados en industrias relacionadas con servicios y productos, los cuales cada vez son más especializados.

Hoy, desde la AMMJE, la empresaria quiere que el gobierno y, en especial, la Secretaría de Economía, mire a la asociación que representa como el motor para impulsar las políticas económicas dirigidas a las mujeres de negocios y sus proyectos productivos.

Sonia Garza presidenta AMMJE
Foto: Acervo Sonia Garza

Los planes

Sonia Garza no olvida el día que su hijo, quien entonces tenía 6 años, descubrió que su madre era empresaria. Fue el día en que la regiomontana se reuniría, por primera vez, con sus empleados hace 29 años, en Monterrey, Nuevo León.

Ese día, el pequeño salió de su práctica de futbol y acudió a la oficina de su madre, en donde presenció cómo ella dialogaba con un amplio grupo de hombres que colaboraban en su compañía. El pequeño se quedó impactado frente al liderazgo de la mujer que siempre había visto en ámbitos alejados de los negocios.

“Cuando ya íbamos en camino hacia la casa. Me dijo: ‘Mamá, ¿tú eres la jefa de todos ellos? ¿Tú los mandas?’ Imagínate a un niño de 6 años diciendo esto. Y le respondí que sí, que yo era la jefa, que yo mandaba y ellos seguían mis instrucciones. Mi hijo se quedó pensativo y ya no habló hasta llegar a casa. Entonces nos recibió mi hija de 3 años y él me dijo: ‘Mamá, tú dedícate a trabajar, yo me encargo de mi hermana’”, recuerda la mujer de empresa.

Sonia Garza asegura que el llamado a ser empresaria nació desde su niñez. Ella tomaba los frutos del huerto de la familia para venderlos y todos los limones, naranjas y guayabas eran comercializados por ella. “Siempre he vendido”, dice con una sonrisa.

Desde hace 25 años, Garza González pertenece a la AMMJE y es consejera nacional de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex). Ha obtenido diversos reconocimientos, entre los que se encuentran la Medalla al Mérito Empresarial Lorenzo Zambrano Treviño, otorgado por el municipio de Monterrey.

“Las mujeres no estábamos tan integradas en la vida económica y empresarial de nuestro país. Y me sentí un poco fuera de lugar con mis amigas que no trabajaban, entonces, al sentirme unida con mujeres con las que me identificaba por mi labor como empresaria, me ayudó muchísimo compartir las buenas prácticas entre nosotras”, dice al recordar sus primeros pasos hace 25 años en la AMMJE.  

Sonia estudió la Licenciatura de Psicología en la Universidad Autónoma de Nuevo León y también cuenta con estudios en Educación Especial. Desde 1991, es fundadora y CEO de la empresa Consorcio Dermatológico de México.

“Las mujeres queremos contar nuestras historias de éxito, nuestra experiencia de cómo hemos salido adelante, contar cómo fortalecemos las economías en la familia y en nuestra comunidad”, dice la nueva dirigente de la AMMJE, quien está convencida que para tener éxito no hay que pensar como hombres, sino aceptar la responsabilidad de ser mujeres abriendo brecha en la economía del país.

Suscríbete a Forbes México

 

Siguientes artículos

Violencia de genero
Crece más de 15% los feminicidios en mujeres de entre 20 y 24 años
Por

Colima se situó como el estado de la República mexicana con una tasa de 20.3 feminicidios por cada 100,000 mujeres, lo q...