El aumento en refinación que pretende el gobierno mexicano representa un riesgo para la rentabilidad de Petróleos Mexicanos (Pemex), consideró la calificadora de riesgo crediticio, HR Ratings.

 “No solo es la cobertura de demanda, sino la rentabilidad. En 2019, todavía estaba en negativos el margen de rentabilidad de refinación, y la capacidad de refinación no ha llegado a los porcentajes que esperaba el gobierno federal”, recordó José Luis Cano, director ejecutivo de corporativos de HR Ratings en videoconferencia.

De octubre a diciembre de 2019, el margen variable del Sistema Nacional de Refinación de Pemex fue negativo a -2.64 dólares por barril, según su último reporte de resultados financieros.

La Secretaría de Energía (Sener) que encabeza Rocío Nahle incumplió con su meta de aumentar la capacidad de procesamiento de crudo a un millón de barriles diarios durante diciembre, y prevé alcanzar dicho nivel hasta mayo de este año.

El comentario de la calificadora aparece mientras la industria petrolera enfrenta su peor nivel de precios de la historia, incluso la mezcla mexicana y estadounidense han registrado números negativos ante la saturación de almacenamiento debido a la pandemia de coronavirus covid-19, que evaporó la demanda energética ante las restricciones de viaje y cuarentenas internacionales.

Cano consideró que la refinación depende de los costos, y aunque sustituir las importaciones es positivo para que un país petrolero se vuelva a integrar como productor de sus refinados, la situación actual pinta como un riesgo mayor ante los bajos precios y presión en costos.

“Ya hay una infraestructura establecida en Estados Unidos para procesar el crudo mexicano, lo cual ayuda a que los precios estén estables a cierto nivel”, declaró.

En abril, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que, para no “malbaratar” el crudo, aumentará la refinación de crudo para lograr la autosuficiencia en combustibles.

Actualmente, Pemex exporta cerca de un millón de barriles diarios a Estados Unidos y Medio Oriente. Hacienda y la compañía contrataron seguros en caso de que el precio cayera, por lo que si baja sus niveles de producción y no se tiene suficiente volumen para refinación, traerá un impacto en las exportaciones y será directo a los ingresos de la empresa petrolera más endeudada del mundo.

Aquí más información: Ingresos de Pemex se desplomarán 42% durante 2020: HR Ratings

“Si se dedica producción a refinación y no tiene niveles de rentabilidad adecuados, impactará resultados financieros de la empresa productiva del Estado”, agregó.

El analista  mencionó que la construcción de la séptima refinería de Dos Bocas es positivo porque será adecuada para el tipo de crudo pesado que tiene México, pues las que hay son “muy viejas” y requieren inversión para estabilizarlas y luego mejorar su rentabilidad.

“Sin embargo, eso implicaría por lo menos por un tiempo dedicar recursos para la construcción”, concluyó.

 

Siguientes artículos

Glaciares
El hielo en Groenlandia se ha reducido a un punto sin retorno
Por

Los científicos estudiaron varios glaciares en el Ártico y descubrieron que las nevadas ya no eran suficientes para repo...