Petróleos Mexicanos (Pemex) y la empresa estadounidense Zama comparten el megacampo petrolero Zama, confirmó la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH).

Con base en la información disponible, el regulador energético dictaminó que el yacimiento ubicado en el Golfo de México tiene conectividad hidráulica entre el bloque 7 y la asignación AE-0152-Uchukil de la empresa estatal, durante su sesión extraordinaria número 16.

“Se ha probado más allá de cualquier duda que hay conectividad hidráulica (…) podemos decir que es un yacimiento compartido. Indudable”, declaró el comisinado Héctor Moreira durante la sesión remota.

Ambas compañías pasan por un proceso de unificación preliminar —cuyo lapso vence en septiembre— para determinar cuál de las dos empresas operará el yacimiento marino, con más de 600 millones de barriles de crudo equivalente en recursos contingentes, en caso de que Pemex compruebe que se extiende dentro de su asignación.

El consorcio ha perforado cuatro pozos: tres delimitadores y uno exploratorio, cuya información derivada pozo delimitador Zama-2DEL sirvió al regulador que encabeza Rogelio Cázares para su conclusión. Pemex aún tiene pendiente la perforación del pozo Asab para evaluar el área en cuestión.

El comisionado Néstor Martínez matizó que si bien existe continuidad en ambos bloques, la evidencia es insuficiente para determinar el tamaño del campo del lado de Pemex.

La comisionada Alma América Porres Luna adelantó que Pemex ya ingresó al regulador su plan para la perforación. “Es una buena noticia”, agregó.

Talos Energy informó que posee 60% de los recursos totales de petróleo y gas, según la evaluación realizada por la firma Netherland, Sewell & Associates, el pasado 7 de enero.

El caso alcanzó su punto más polémico cuando el CEO de Pemex, Octavio Romero Oropeza, declaró frente al presidente de México que su compañía posee la mayoría del yacimiento, según sus análisis técnicos. Pero hasta la fecha, la CNH carece de evidencia que respalde sus declaraciones.

Aquí la historia: El regulador carece de evidencia sobre la mayoria de Pemex en campo Zama

Dos meses después, Tim Duncan, CEO de Talos, declaró que, con la información disponible, Pemex no necesita perforar el pozo y puede ahorrar el dinero para destinarlo al desarrollo del campo.

El bloque licitado a las petroleras privadas durante la ronda 1.2 es de producción compartida con una vigencia de 30 años. Talos posee 35%, DEA Wintershall 40% y Premier Oil 25%.

Si no Pemex y Talos no logran un acuerdo, la Secretaría de Energía tiene la facultad de definir al operador.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

Coronavirus Recepción de pacientes con COVID-19
Jornada de Sana Distancia cierra con más de 90,000 casos de Covid-19; hoy no se acaba la epidemia: Salud
Por

La Secretaría de Salud registró 151 muertes y 3,152 casos de Covid-19 más que los reportados ayer; los contagios llegaro...