Con la información disponible, la firma estadounidense Talos Energy considera que no es necesario que Petróleos Mexicanos (Pemex) perfore otro pozo para evaluar el megayacimiento Zama que posiblemente comparten.

La compañía estadounidense piensa que ese dinero puede ahorrarse y ser más eficiente si van directo al desarrollo del área, pero primero tienen que hacer la unificación con la compañía estatal y llevar el plan de desarrollo a la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), dice a medios el CEO de la empresa estadounidense, Tim Duncan.

“No creemos que se necesite otro pozo para realizar ese proceso”, comenta.

Un pozo en aguas someras cuesta, en promedio, 30 millones de dólares, mientras que en aguas profundas la cifra oscila de 100 a 300 mdd.

El yacimiento se ubica en el límite entre aguas superficiales y profundas. El equipo de perforación utilizado por Talos en Zama suele emplearse para aguas profundas, por lo que el costo de perforación para Pemex puede ser mayor.

Tras perforar un pozo exploratorio y dos más de delimitación, el yacimiento en aguas superficiales del Golfo de México contiene recursos por al menos 670 millones de barriles de petróleo crudo equivalente y un potencial máximo de hasta 1,000 millones.

En diciembre de 2019, Talos Energy presentó un reporte de Netherland, Sewell & Associates en el que concluyó que la compañía posee 60% de los hidrocarburos y el resto yace en la asignación de Pemex.

Aquí la historia: Estadounidense Talos tiene 60% del petróleo en megayacimiento Zama

Zama

Yacimiento Zama (Imagen: Talos Energy)

“Lo mejor que podemos hacer es entregar nuestros resultados y tener a alguien independiente midiéndolos”, comentó el directivo tras la presentación del núcleo de dos pozos.

Ambas compañías se encuentran en un proceso de unificación del área mientras Pemex pretende realizar un pozo para evaluar los posibles recursos dentro de su asignación petrolera. El plazo del proceso vence en septiembre de 2020. En caso de no lograr un acuerdo, la Secretaría de Energía (Sener) decidirá quién será la compañía operadora.

El pasado 29 de enero de 2019, el CEO de Pemex, Octavio Romero Oropeza, aseguró que la compañía posee la mayor parte del yacimiento y quiere operarlo, aunque la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) carece de evidencia que respalde.

Pemex tiene pendiente la perforación del pozo Asab-1 dentro de su asignación, pero se ha retrasado por la falta de plataformas.

Duncan explica que intercambia continuamente información técnica con Pemex “todo el tiempo”.

Talos es la titular del consorcio para el bloque 7, ubicado en aguas superficiales del Golfo de México,  y tiene una participación operativa del 35% en consorcio con sus socios Wintershall Dea, y Premier Oil para el área contractual que ganaron durante la ronda 1.1 en julio de 2015.

“Estamos listos para iniciar el desarrollo (de Zama)”, asegura.

 

Siguientes artículos

Moisés Kalach. Foto: Fernando Luna Arce/Forbes México.
Moisés Kalach se despide del Cuarto de Junto que negoció el T-MEC
Por

'Los tiempos han cambiado y desafortunadamente el Gobierno actual no ha sabido valorar el talento de tan significativo e...