Si bien gran parte de la discusión en materia energética se ha cargado en el tema eléctrico por la iniciativa de reforma constitucional, en el sector de hidrocarburos y petrolífero también tenido un 2021 intenso entre cambios a las reglas del sector, medidas del gobierno, accidentes y eventos relevantes.

El 26 de marzo de 2021, el presidente Andrés Manuel López Obrador envió a la Cámara de Diputados modificaciones a la Ley de Hidrocarburos, la cual fue aprobada y se hizo oficial en mayo pasado.

En esta reforma a la ley se les dio atribuciones a la Secretaría de Energía (Sener) y a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) para suspender y revocar permisos bajo nuevos supuestos en transporte, almacenamiento, distribución o expendio al público de hidrocarburos, petrolíferos y petroquímicos, uno de los ejes de acción de la administración de López Obrador es el combate al contrabando de combustibles.

En los cambios también se determina que el Estado en caso de intervención de las actividades permisionadas y y ocupación temporal de instalaciones de privados, podrá contratar únicamente a las empresas productivas, Petróleos Mexicanos (Pemex) y Comisión Federal de Electricidad (CFE) para continuar con las operaciones.

No te pierdas: Sector petrolífero: CRE lleva 121 verificaciones y 22 denuncias ante la FGR

Ante esta reforma, también son muchos los juicios de amparo que ha interpuesto, principalmente el sector petrolífero, no obstante, eso no ha impedido al gobierno realizar decenas de operativos cerrando instalaciones y asegurando vehículos y producto bajo el supuesto de que son combustibles de los cuales no se acredita su procedencia lícita.

Y en la cuestión de permisos, la CRE mantiene una parálisis, según cálculos son alrededor de 1,000 permisos y trámites en petrolíferos que están sin respuesta, con una inversión detenida de 100 millones de dólares.

Mientras que los permisos para importación en el sector petrolífero igual han sufrido una reducción importante por parte de la Sener, de casi 2,000 que se tenían, a la fecha sólo quedan 105 vigentes.

Una compra atorada

Una de las decisiones más cuestionadas del gobierno de López Obrador es la compra de la participación de Shell de la refinería de Deer Park en Texas, esto para que Pemex sea la propietaria y responde al plan de autosuficiencia energética de esta administración.

Sin embargo, la operación no se ha podido concretar, información de Reuters indica que sigue bajo revisión del Comité de Inversión Extranjera de Estados Unidos y que sería el próximo año cuando se cierre la transacción.

La adquisición de Deer Park ha ocasionado críticas al gobierno, puesto que se considera va en contra de la transición energética, donde varias compañías petroleras y países se van moviendo al uso de energías renovables y limpias.

No te pierdas: Royal Dutch Shell confirma nuevo retraso en venta de refinería Deer Park a Pemex

Una explosión mortal

En este año se han registrado varios accidentes en instalaciones de Pemex, pero las de mayor impacto han sido la fuga en gasoducto marino que provocó el incendio en el mar, mismo que no se ha informado del daño medioambiental, y la explosión en Ku Alfa en la Sonda de Campeche que dejó cinco víctimas mortales.

Además de las personas que fallecieron en el siniestro, una parte de la producción de petróleo de la empresa productiva del Estado se detuvo, se dejaron de producir 421,000 barriles diarios.

Una notificación de disputa

La empresa estadounidense Talos Energy ya dejó claro al gobierno de México que no piensa quedarse cruzada de brazos ante la decisión de la Sener de arrebatarle la operación del megayacimiento Zama y dársela Pemex.

Zama fue descubierto por Talos en 2017, pero la Sener con la asesoría técnica de la CNH determinó que es un yacimiento compartido con Pemex y en este año la dependencia a cargo de Rocío Nahle dejo la operación en manos de Pemex.

Pero el proceso de unificación del yacimiento aún no se concreta. Talos anunció en septiembre pasado la notificación de disputa al gobierno para poder llegar a un acuerdo y evitar un arbitraje internacional, pues a consideración de la empresa de Estados Unidos, se está violando el TMEC y están ocasionando daños a la compañía como inversionista y operadora.

Lee: Talos abre disputa por el campo petrolero Zama; acusa violación al T-MEC

López Obrador en diversas ocasiones ha reprochado la falta de resultados de los contratos que se dieron a privados en las rondas petroleras que se llevaron acabo en el sexenio pasado, pues la producción e inversiones no han avanzado mucho.

Todo para Pemex

Los apoyos del gobierno para Pemex no parecen tener fin, a principios de diciembre la Secretaría de Hacienda y Crédito Público informó de más recursos para la petrolera, la cual tiene una abultada deuda y cuantiosas pérdidas.

El anuncio de la aportación patrimonial hasta por 3,500 millones de dólares por parte del gobierno federal a Pemex, se puso en entredicho como otras transferencias y reducción en obligaciones fiscales que se le han concedido, pues sus finanzas no mejoran y de acuerdo con expertos son recursos que pueden destinarse al bienestar social como en salud, infraestructura y educación.

Suscríbete a Forbes México

 

Siguientes artículos

Empresarios de EU intentan bloquear compra de Deer Park por Pemex
Por

Alegando posible subida en los costos de la energía, dos empresarios demandaron ante Corte en Texas la posible venta de...