Ante el temor de las empresas de verse afectadas una vez que entre en vigor el T-MEC el próximo 1 de julio por alguna controversia laboral de parte de sindicatos de Estados Unidos, las secretarias de Economía y del Trabajo llamaron a las empresas a cumplir la ley laboral del país y les ofrecieron 5 recomendaciones para evitar cualquier controversia.

En el taller ‘Retos laborales y estrategias para las empresas ante la entrada en vigor del T-MEC’, organizado por el Consejo Coordinador Empresarial, la secretaria de Economía, Graciela Márquez, llamó a las empresas a respetar la Ley Federal del Trabajo y sus recientes modificaciones para prevenirse del inicio de cualquier procedimiento que pueda generar sanciones contra las exportaciones mexicanas a EU.

“No tenemos que estar preparados para cuando llegue una demanda, tenemos que evitar que la demanda llegue”, lanzó.

Mujeres poderosas 2020: descarga gratis la edición impresa de Forbes México

En tanto, la secretaria del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde, urgió a la revisión de los contratos y las políticas laborales con el fin de evitar que por desconocimiento haya riesgo de que se apliquen procedimientos de sanción, que podrían ir desde perder el beneficio arancelario hasta el embargo de mercancías.

“El gran riesgo que podemos presentar es que parte por ignorancia no se realicen los procesos democráticos como los establece la ley y que ello dé pie a algún tipo de queja de violación de libertad sindical o negociación colectiva”, comentó.

La semana pasada, el presidente del Consejo Mexicano de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Index), Luis Aguirre, adelantó que su ramo tuvo una semana de capacitación a principio de mes pero se mantiene a la expectativa de cómo el capítulo laboral del T-MEC, podría afectar la dinámica comercial. Entre estas medidas, se ordenó a México ajustar sus normas laborales para democratizar sindicatos y dar mayor libertad a los trabajadores para su afiliación a estas organizaciones.

También lee: Las dos grandes preocupaciones de la manufactura ante el T-MEC

Por ello, apuntó a 5 aspectos que las empresas tienen que revisar en una primera instancia para evitar cualquier desaguisado con sus contrapartes estadounidenses por cualquier tema laboral en el marco del T-MEC.

  • La primera sugerencia es urgir a los sindicatos a cumplir con la legitimación de su contrato colectivo. “Todos los contratos tienen que legitimarse: se someten a consulta a los trabajadores, el patrón tiene la obligación de darles un ejemplar físico, se llega a una consulta en presencia de inspectores laborales, se les pregunta si están de acuerdo, si la mayoría lo está se tiene por legitimado”, explicó Alcalde. Y si bien se tiene como plazo hasta el 1 de mayo de 2023, pidió a empresas y sindicatos que aceleren este proceso como medida preventiva.
  • Como segunda acción, pidió que las empresas verifiquen que los sindicatos hayan modificado sus estatutos para permitir la democratización, como lo establece el acuerdo, con medidas como el voto libre y secreto de los afiliados, así como cumplir con las cuotas de equidad de género.
  • La tercera medida preventiva es la revisión de los contratos para eliminar cualquier cláusula de ingreso o exclusión por separación del sindicato, es decir, que no se obligue a ningún trabajador a pertenecer o no renunciar a alguna agrupación gremial de antemano.
  • Una cuarta acción pronta para evitar ser objeto de una demanda contempla la garantía de que no hay injerencia de parte del patrón en la vida sindical, lo cual implica que no solo el dueño o director de la compañía esté al margen de esto, sino también supervisores o gerentes.
  • La quinta propuesta de la secretaria del Trabajo apuntó a no interferir legalmente en los procedimientos de recuento para la creación de nuevos sindicatos.

“Muchas veces se organiza un nuevo sindicato y lo que quieres es demostrar que tiene la mayoría de los trabajadores y se presenta ante la autoridad laboral la posibilidad de que haya un recuento, e históricamente surge cierto miedo por parte de los empleadores de que haya un recuento cuando no necesariamente debería haberlo. Muchas veces los propios sindicatos ante el miedo de que llegue otro sindicato no solo se meten a apoyar a este sino que hay un andamiaje jurídico: presentan amparos que estorban la posibilidad de que exista una elección”, explicó la funcionaria.

 

Siguientes artículos

Etiquetado-alimentos
Gobierno federal aplaza hasta diciembre el nuevo etiquetado en productos
Por

El gobierno federal aplazó del 1 de octubre hasta el mes de diciembre la aplicación del nuevo etiquetado en alimentos y...