El pasado vale millones… apoyado por la tecnología. Hace ocho años, Andy Murray ganó Wimbledon, uno de los torneos de tenis más importantes del mundo. El hecho fue relevante por dos cosas: primero, porque después de 77 años un británico conseguía el título “en casa” y, segundo, porque este 2021 Wenew, la empresa que se ha especializado en poner a la venta “recuerdos memorables”, logró un contrato con Andy para vender una serie de coleccionables a través de cinco NFT (Non-Fungible Tokens).

De esos cinco productos que salieron al mercado, uno era de edición limitada: sólo una pieza. Se trataba de una tarjeta digital del momento en que Murray derrotó a Djokovic en la final. La subasta de Wenew logró venderlo en 177,777 dólares (cerca de 3.5 millones de pesos mexicanos).

La pandemia llevó al mundo del deporte a buscar nuevas oportunidades de fidelización y obtención de ingresos. El blockchain, las criptomonedas, fan tokes y los NFT han sido parte de ese camino. Pero, ¿de qué se trata toda esta tecnología?

De acuerdo con WeLiveSecurity, IBM y Santander, el blockchain es una cadena de bloques de registro único, consensuado y distribuido en varios nodos de una red. Cada bloque ocupa un lugar específico e inamovible dentro de la cadena. Esta tecnología nos permite almacenar información que jamás se podrá perder, modificar o eliminar.

Y esta cadena de bloques también sirve para crear criptomonedas, que es un activo digital que emplea un cifrado criptográfico para garantizar su titularidad y asegurar la integridad de las transacciones, y controlar la creación de unidades adicionales, es decir, evitar que alguien pueda hacer copias. Estas monedas no existen de forma física y se almacenan en una cartera digital.

“El blockchain también se puede utilizar para crear otros tipos de representación de valor, como los tokens, que, básicamente, los puedes usar dentro de un ecosistema para participar en un servicio o utilidad”, dice Yúbal Fernández, especialista en el tema y colaborador del sitio de tecnología Xataka.

Y, finalmente, un NFT, que es una versión digital de cualquier objeto o producto al que cierto grupo de usuarios le otorgan valor. Los “token no fungibles” fueron creados a partir de tecnología blockchain para garantizar el derecho de propiedad de cualquier recurso digital de forma única.

Toda esta tecnología detonó poco después de que la Covid-19 se instalara en el mundo. El ejemplo más claro lo vemos con NBA Top Shot, los NFT de la liga de baloncesto más importantes del mundo. El 27 de julio de 2020 salieron a la venta los primeros y apenas recaudaron 3 dólares. El 22 de febrero de este año (en un día nada más, para decirlo con toda claridad) vendieron 45.7 mdd.

“No es una tecnología pasajera; es algo que llegó para quedarse y es fundamental que los equipos, las ligas, lo tengan claro y monten una estrategia”, comenta Xavier Canton, Co-Founder & ceo de Serouno Group, quien trabaja con el club Pumas de México en el lanzamiento de una serie de NFT.

Las criptomonedas y los NFT brillan en el deporte (P-W pag.130-136)
Foto: © Antoine Couvercelle / Reuters

El negocio creciente de los NFT

Este año, según estimaciones de Crypto Slam, compañía que lleva el registro financiero de los NFT más importantes del mundo, esta nueva tecnología y su venta en productos deportivos superará los 1,000 mdd. Hasta ahora la NBA (con el concepto NBA Top Shot) es la que han facturado más por este concepto: 659.8 mdd, con más de medio millón de compradores hasta el cierre de esta edición.

¿Qué venden? Jugadas en video. Por ejemplo, en marzo de este año se vendió una clavada del jugador de los Lakers, LeBron James, ante los Rockets de Houston (que se realizó el 6 de febrero de 2020), en 210,000 dólares, siendo, hasta ahora, el NFT más caro de la industria, aunque la icónica imagen en la que Andy Murray derrotó a Djokovic en Wimbledon no estuvo tan lejos de ese precio (177,777 dólares).

Xavier Canton, quien, con su empresa, trabaja con los NFT de los Pumas de la UNAM, asegura que, respecto a todo este fenómeno, más allá de ser una moda tecnológica, “los equipos deberían saber que es una nueva forma de diversificar ingresos y lograr captar otro tipo de aficionados”.

Para los equipos y la industria deportiva, ¿cuáles son los beneficios de entrar a esta nueva era? Liquidi Team, una firma dedicada a la “tokenización” del deporte profesional, ha enmarcado algunas ventajas de los NFT: identidad e interacción con los aficionados, nuevas opciones de financiamiento para los atletas o instituciones deportivas y explorar nuevos modelos de negocio.

De acuerdo con una revisión realizada por Forbes México, en el caso de nuestro país, al menos seis equipos de la Liga MX ya están trabajando con empresas que desarrollan NFT. Pumas (Serouno Group y Blondy), Atlas, Gallos y Santos (con Sorare), Necaxa (con B91ba) y Chivas (con Avalanche) son los equipos que han entrado al ecosistema y algunos ya están operando.

Guadalajara lanzó al mercado una subasta de sus NFT, alcanzando ofertas (en total) por casi 50,000 pesos. Es poco, pero el mercado ha ido avanzando en el país. Hasta ahora (según data de la plataforma Wegoatyou), el que más dinero ha recaudado es Mote (1948- Génesis’: 43 ofertas y 9,000 pesos el que paga más por ser el propietario de la imagen.

Otro equipo mexicano que innovó fue Necaxa. A través de la plataforma de mercado electrónico OpenSea, el equipo de Aguascalientes puso a la venta 500 ETH, un tipo de criptomonedas. Colocó lo equivalente al 1% de las acciones del equipo y con una oferta inicial de 1.3 mdd.

¿Qué detonó esa decisión? Al Tylis, junto a Mesut Özil; la modelo Kate Upton; el lanzador Justin Verlander; la actriz Eva Longoria; el jugador de la NBA Víctor Oladipo; los exjugadores de la NBA Richard Hamilton y Shawn Marion; y el esquiador medallista de oro olímpico Bode Miller, adquirieron el 50% del equipo.

De acuerdo con Bloomberg, quien charló con Al Tylis, la decisión de crear NFT para tener acciones es “absolutamente, una forma de generar interés” en el club. “Estamos agregando algo único y que nunca se había hecho antes, que es vincular el NFT a la propiedad real. No sólo está comprando un NFT más tradicional, que le brinda moneda social”.

Las criptomonedas y los NFT brillan en el deporte 2 (P-W pag.130-136)
Foto: © Mario Guzmán / EFE

Xavier Cantón, Co-Founder & ceo Serouno Group, dice que el mercado mexicano todavía “tiene mucha desconfianza y, en ocasiones, las políticas laborales de equipos en el país no coadyuvan a que la situación avance correctamente. Sin duda, el mercado mexicano, por la pasión y su particularidad de que hay impacto en Estados Unidos, lo hace atractivo”.

Pero una de las noticias más relevantes del sector se dio hace unos meses, cuando el jugador de futbol americano, Tom Brady, quien ha levantado una serie de empresas alrededor de sí mismo, como una marca fitness y una productora de contenido, anunció el lanzamiento de Autograph, “la primera plataforma NFT basada en la experiencia de su tipo, que reúne las marcas más emblemáticas y los nombres más importantes del deporte, el entretenimiento, la moda y la cultura pop, para crear objetos de colección digitales únicos”. Así define su concepto la nueva plataforma.

Tener el autógrafo original de tus atletas favoritos suena poderoso. Hasta ahora, ya tienen acuerdos de exclusividad con Tiger Woods, Wayne Gretzky, Derek Jeter, Naomi Osaka y Tony Hawk y será a finales de este verano cuando se pongan a la venta a través de DraftKings Marketplace.

Las criptomonedas invierten en el deporte

Crypto.com es una de las empresas que más ha apostado por la industria. Tan sólo este año, ha confirmado que invertirá casi 300 mdd en dos propiedades que tienen alcance global: F1 y la UFC.

El acuerdo con la Fórmula 1 es multianual; y con la empresa de MMA es un contrato de 10 años. Por primera vez en la historia, todos los peleadores llevarán en su vestimenta de combate el logo de Crypto.com. Antes de este par de relaciones comerciales, ya tenían sociedades con el equipo de F1, Aston Martin, además de que invirtieron en la Serie A de Italia y con el equipo con el Montreal Canadiens, equipo de la NHL.

“El negocio de los deportes se ha convertido en un portavoz de legitimidad y credibilidad de esta industria”, comenta Wayne Jones, experto en criptomonedas y escritor en Blockchain Report.

Que las empresas de criptomonedas decidan apostar en el deporte no es novedad. Según Dailycoin, el primer contrato de sponsorship de una entidad deportiva con una cripto fue en 2014, cuando Bitpay hizo un acuerdo con el St. Petersburg Bowl, uno de los partidos de postemporada colegiales en los Estados Unidos, para llevarse el naming del Tazón.

Las criptomonedas y los NFT brillan en el deporte 3 (P-W pag.130-136)
Foto: © Shawn Thew / EFE / EPA

Las empresas de criptomonedas no sólo invierten, también han logrado ser parte de los servicios que ofrecen las instituciones deportivas. Hace siete años, sin mucho ruido, los Sacramento Kings fueron el primer equipo en el mundo en aceptar Bitcoin como sistema de pago; ahora también lo hacen los Mavericks de Dallas (NBA), Atléticos de Oakland (MLB) y San Jose Sharks (NHL).

Wayne Jones asegura que, aunque cada vez existen más equipos, deportistas y ligas que se van sumando, “el valor de los activos criptográficos sigue fluctuando y el entorno legal y regulatorio permanece inestable, a pesar del notable crecimiento”. Hay todavía algunos temas de reglamentación que falta por resolver, dice el especialista, para que detonen más estas nuevas tecnologías en la industria.

Fan tokens, el poder de tomar decisiones

Socios.com es la plataforma de Fan Tokens más exitosa de deportes en el mundo. ¿Qué hace? Utiliza la tecnología blockchain para ofrecer a las organizaciones deportivas herramientas con las que puedan fidelizar y monetizar a sus aficionados globales. Su operación se realiza a través del Chiliz, una moneda digital.

La forma en que el servicio se vende tiene un discurso poderoso: aquellos que adquieran un Fan Token de alguna de las 40 entidades deportivas con las que están trabajando, pueden tomar decisiones, literal. Claro, no son determinantes, pero van desde frases en el vestidor, hasta cuál será el tercer uniforme o con qué canción saldrá el equipo antes de iniciar el partido, y cosas por el estilo.

¿Es un buen negocio? Entre 2020 y 2021 ya ha facturado unos 180 mdd, de acuerdo con cifras de Socios.com.

Las criptomonedas y los NFT brillan en el deporte 4 (P-W pag.130-136)
Foto: © Freepik / Staff Forbes México

Pero ahora están en otra fase, la de invertir en patrocinios. Como ocurre con Crypto.com, ahora Socios ha dado el paso de ser sponsor. Para este año, el equipo del Valencia, de España, llevará el nombre de la empresa en el pecho de la camiseta por un año, y quizás su acuerdo más relevante en términos de marketing sea que la liga Argentina, durante la campaña 21-22, se llamará Torneo Socios.com.

La venta de tokens ha desatado la locura en el mundo. Simplemente, entre los tokens vendidos por los equipos Atlético de Madrid y FC Barcelona ya suman 111 mdd.

Aunque todavía hay lagunas para regular este tipo de activos, donde los aficionados compran (como el caso del Necaxa o los Fan Tokens), lo cierto es que ya operan en el mundo y caminan para volverse una industria multimillonaria. Si hay alguien dispuesto a ser el “dueño” de una jugada o un momento y pagar más de 200,000 dólares, está claro que hay mercado para este tipo de productos.

Suscríbete a Forbes México 

 

Siguientes artículos

Las carreras que impulso la pandemia 2 (P-W pag.-78-81)
Las carreras que impulsó la pandemia
Por

Cada dos segundos, alguien sube su CV a internet. Nueve carreras concentran al 51% de los egresados universitarios y 15...