Con una nutrida participación, pero mucha confusión, arrancó la primera de las cuatro jornadas de la Consulta Nacional, para que el gobierno que entrará en funciones el próximo 1 de diciembre fije si continuar con la construcción del nuevo aeropuerto en Texcoco o reacondicionar el actual aeropuerto de la Ciudad de México, el de Toluca y construir dos pistas en la base aérea de Santa Lucía.

La confusión no sólo se observaba por parte de los ciudadanos que desconocían el procedimiento para votar sino también de los organizadores de la mesas de votación que no establecieron un mecanismo uniforme para que los participantes pudieran emitir su voto.

Relacionado:

Los ‘hoyos negros’ de la consulta por el aeropuerto en Texcoco o Santa Lucía

La dinámica para participar era entregar la credencial de elector para que los receptores de las mesas ingresaran la clave de elector a una aplicación con la que contaban sus teléfonos, después entregaban la boleta con la que los participantes emitían su opinión al marcar una de las dos casillas o tacharla por completo, para invalidar su voto, la ingresaban a la urna y se les solicitaba entintar su dedo pulgar.

Aunque este procedimiento se estableció para evitar que un participante duplicara su voto en alguna otra mesa de recepción de las opiniones, se pudo comprobar que no resultaba difícil burlar el sistema.

Asimismo, a través de un recorrido por seis diferentes mesas de votación, instaladas en diversos puntos de la ciudad, se comprobó que las personas encargadas en recibir los “votos” de los participantes utilizaron diferentes mecanismos para ingresar las claves de elector al sistema.

En la mesa de votación instalada en la explanada del Metrobús San Juan de Aragón, los receptores de los votos estuvieron tomando fotos a las credenciales de elector, con el objetivo de “agilizar” la integración de los datos a la aplicación y evitar la concentración de los votantes.

“Poco a poco metemos las claves de elector al sistema, como se junta la gente es más rápido hacerlo de esta forma, pero cada 15 minutos estamos actualizando la información”, afirmó Adrián Cruz uno de los voluntarios que se concentró en este punto de recepción de opiniones.

Reconocen fallas en consulta del NAIM, pero dicen no es suficiente para invalidarla

A las personas que acudieron a votar a la casilla ubicada en la colonia Narvarte, en la explanada que desemboca al metro Etiopia, se les entregaba una boleta con una “firma” con pluma negra que cruzaba la hoja.

Los integrantes de esa mesa afirmaron que se trataba de un garabato que generaba certeza de que se trataba de una boleta original y aseguraban a los votantes que no importaba la “firma” con un tache en la opción deseada era más que suficiente para establecer su preferencia.

En la casilla instalada en la colonia San Miguel Chapultepec los voluntarios olvidaron en diversas ocasiones solicitar a los participantes entintar su dedo. En este espacio, además de recibir los votos, los encargados atendían las quejas de las personas que se acercaban a reclamar la organización de la consulta.

“Estamos informándole a la gente que es un ejercicio de participación ciudadana y que no tienen que votar si no quieren pero si ha llegado varios a reclamarnos que porque estamos aquí, que no está bien la consulta”, señaló Iram Cruz, coordinador de esa mesa.

La cantidad de boletas entregadas a los organizadores también distó mucho de una casilla a otra. Por ejemplo, en la casilla instalada en la Glorieta de Insurgentes los organizadores señalaron que tenían 2,400 boletas para entregar durante la jornada, en tanto que en la establecida en el cruce de Insurgentes y Reforma afirmaron que contaban con 4,000 para los cuatro días en los que se llevaría a cabo el ejercicio.

Entre apoyo y desdén, así va la consulta del NAIM

La participación fluida de los ciudadanos fue constante durante toda la jornada señalaron todos los voluntarios entrevistados.

 

Siguientes artículos

Foto: Angélica Escobar/Forbes.
Entre apoyo y desdén, así va la consulta del NAIM
Por

Para un gran número de participantes se extendía una duda: si la organización de este ejercicio y los resultados eran le...