En el primer Debate Chilango, los siete candidatos que compiten por la Jefatura de Gobierno dieron una muestra de lo que proponen en temas de urbanismo, sustentabilidad, seguridad y justicia para ganar el voto de millones de capitalinos y ocupar la silla principal para ser Jefe de Gobierno de la Ciudad de México.

Sin embargo, el debate se tornó repleto de obviedades, propuestas que costaban trabajo definir y explicar, así como un alto porcentaje de descalificaciones entre los candidatos.

Mikel Arriola, Lorena Osornio, Purificación Carpinteyro, Alejandra Barrales, Claudia Sheinbaum, Marco Rascón y Mariana Boy, hablaron sobre sus propuestas y los primeros ataques llegaron por parte de Carpinteyro, candidata del Partido Nueva Alianza, sobre Sheinbaum, candidata de la coalición Juntos Haremos Historia, en el tema de falta de agua a pesar de su gestión en la Secretaría de Medio Ambiente.

Lee también: CCE cancela foro por AMLO; ‘no tenemos pleito’, responde

PUBLICIDAD

Marco Rascón, del Partido Humanista, se le fue directamente a la yugular a Mikel Arriola, al cual criticó por sus propuestas y a su partido. De hecho, señaló que “estaría bien una lucha libre de Superbarrio contra Batman”, refiriéndose a Mikel.

Algunos investigadores y analistas coincidieron en la escasez de propuestas novedosas, como Raúl Trejo Delarbre.

En las propuestas de transporte público, despertaron las fricciones entre Mikel Arriola, quien propuso 100 kilómetros de Metro en su administración y Alejandra Barrales, que consideró 80 kilómetros de Metrobús en sus planes de llegar a la silla de la jefatura.

Por su parte, Arriola no cesó en acusar también a Claudia Sheinbaum sobre un aumento del 800% en el secuestro durante su gestión como delegada de Tlalpan.

La candidata independiente Lorena Osornio, más que propuestas, sus minutos otorgados para expresar soluciones, los ocupó en la gran mayoría del tiempo para ejemplificar y personalizarse en los problemas básicos de los capitalinos: robo, pobreza, falta de recursos económicos, de transporte, corrupción, entre otros.

Por su parte, Mariana Boy, la candidata del Partido Verde, dijo que el próximo Jefe de Gobierno de la Ciudad de México será una mujer. “Y no tienes dos sino tres opciones. La primera Alejandra Barrales que representa la continuidad del desorden que impera en la ciudad. La segunda opción es Claudia Sheinbaum que representa parte de lo mismo”, señaló.

Los siete candidatos coincidieron en obviedades, tales como trabajar en la reducción de pobreza, en los altos índices de violencia, en resolver la administración de justicia, en mejorar los servicios urbanos y de transporte, así como escuchar a la ciudadanía.

Algo que llamó la atención fue que los candidatos coincidieron en el aumento de cámaras de vigilancia en la Ciudad de México.

El Debate Chilango comenzó a las 19:30 horas en punto y terminó pasadas las 21:30 horas de éste miércoles.

Este primer debate, organizado por el Instituto Electoral de la Ciudad de México, fue transmitido por radio, televisión y redes sociales, y el próximo encuentro entre los candidatos al gobierno capitalino será el 16 de mayo.

Desde esta tarde, en las inmediaciones del Canal Once, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de la Ciudad de México desplegó mil 529 policías para resguardar la vigilancia y vialidad en el marco del primer debate entre candidatos a jefe de gobierno.

Lee: Así se dio el primer debate de los candidatos por la CDMX

 

Siguientes artículos

candidatos-presidenciales
¿Qué tan factibles son las propuestas de los candidatos presidenciales?
Por

Integralia, firma especializada en consultoría política, realizó un análisis sobre la posibilidad real de que pueda cump...