El empresario brasileño Marcelo Odebrecht dijo a un juez federal que el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva es el beneficiario de los pagos descubiertos en las libretas de contabilidad de la empresa bajo el nombre de “amigo”, al que se le habrían entregado 13 millones de reales (unos 4.15 millones de dólares) en efectivo entre 2012 y 2013.

De acuerdo con la prensa local, el empresario, preso desde junio de 2015 por el caso de corrupción en Petrobras, declaró ante el juez federal Sérgio Moro que también hizo varios pagos al Instituto Lula, que dirige el exmandatario, para la compra de un terreno en el que debía construirse un edificio en el que la entidad tendría su sede.

La declaración de Odebrecht, la primera ante la justicia tras haber llegado a un acuerdo para delatar la trama de corrupción en la petrolera estatal, y se suma a los señalamientos en contra del Da Silva, en una investigación que se ha extendido a otros países como México, Colombia, Perú y Panamá, entre otros.

Te puede interesar: Presidente de Colombia habla sobre recursos de Odebrecht en su campaña

PUBLICIDAD

Previamente, Lula da Silva dijo que está “ansioso” por declarar en la audiencia del 3 de mayo próximo ante el juez del caso Petrobras.

“Estoy ansioso por esa declaración, porque es la primera oportunidad que voy a tener de poder saber cuál es la acusación que tienen contra mí y cuál es la prueba que tienen contra mí”, dijo en entrevista con la radio brasileña.

Odebrecht dijo que también habría entregado 50 millones de reales (unos 16 mdd) para la campaña electoral en 2010 de Dilma Rousseff, ahijada política de Lula y su sucesora desde 2011 hasta su destitución en mayo del año pasado, mediante el entonces ministro de Hacienda, Guido Mantega.

Su testimonio se encuentra bajo sigilo, sin embargo, fue filtrado a medios de comunicación, como el diario O Globo.

Odebrecht declaró que otros nombres que aparecían en la libreta de contabilidad del grupo, como “post-italiano” e “italiano”, eran Guido Mantega y Antonio Palocci, respectivamente. Este último fue ministro con Lula y Rousseff, y es identificado como el principal interlocutor del gobierno con el grupo Odebrecht, y después fue sustituido en la función por el exministro de Hacienda.

El mayor caso de corrupción de la historia de Brasil se investiga desde hace tres años y se han detenido decenas de empresarios y políticos por su presunta participación en la red de corrupción destapada en el seno de la petrolera estatal.

Lee: Pemex autoriza investigar gestión de Emilio Lozoya y caso Odebrecht

 

Siguientes artículos

bmv
BMV retrocede tras alcanzar sexto máximo histórico en 2017
Por

El IPC cae 0.16% en las primeras operaciones de este martes, luego de que ayer alcanzó las 49,540.26 unidades, a pesar d...