En medio de una guerra de nuevas marcas gasolineras en nuestro país, Petróleos Mexicanos (Pemex) abrió su primera estación de servicio bajo el nuevo formato de franquicia.

La unidad se encuentra en el municipio de Naucalpan, Estado de México, y será operada por el grupo gasolinero SAIGSA.

“Bajo este modelo Pemex pretende medir el impacto del cambio y realizar en conjunto con los franquiciatarios, los ajustes necesarios para ofrecer a sus consumidores una experiencia cálida, innovadora y diferenciada”, precisó la compañía en un comunicado.

La urgencia de Pemex por no quedarse atrás apremia. La reforma energética abrió la puerta a gigantes privados como Shell, ExxonMobil, BP, Chevron, además de jugadores locales como OxxoGas, Hidrosina y G500. Tras su llegada, Pemex ha perdido  más de 2,000 estaciones con su marca, equivalentes a 19% del mercado mexicano, según la Secretaría de Energía (Sener).

PUBLICIDAD

Incluso algunos jugadores como ExxonMobil traen su propia gasolina desde Estados Unidos.

Aquí la historia completa: Exxon ya vende gasolina propia, pero ¿más barata?

El evento estuvo encabezado por Carlos Murrieta Cummings, director general de Pemex Transformación Industrial y Manuel Adonay Vargas Cuevas, presidente del consejo de administración de Grupo SAIGSA.

Para impulsar el nuevo esquema, Peme trabaja en la construcción de experiencias de valor agregado como la Guía Pemex, una aplicación móvil que, además de ayudar a los automovilistas a ubicar gasolineras Pemex y trazar rutas a puntos de interés como restaurantes, hoteles y centros turísticos, otorga a sus usuarios beneficios como promociones y descuentos en establecimientos de turismo, salud, comida, entre otros.

 

Siguientes artículos

Francia busca que el G20 regule al Bitcoin
Por

El precio del bitcoin ha subido más de 1,700% desde el comienzo del año, generando preocupaciones de que su mercado sea...