Petróleos Mexicanos (Pemex) tiene menos de un mes para no perder 52 áreas de exploración petroleras.

La Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) detalló que el plazo vencerá el 27 de agosto próximo sobre las asignaciones que entregó el gobierno a Pemex durante la ronda cero en 2014 y que no han acreditado al menos un descubrimiento ni los requerimientos mínimos de trabajo.

El marco legal establece que la empresa productiva del Estado tiene un plazo máximo de cinco años para realizar actividades de inversión o perforación: tres naturales y dos más adicionales. El periodo extra comenzó el 28 de agosto de 2017 tras una prórroga de la Sener, como lo establece la constitución mexicana.

TAMBIÉN LEE: Si México prohibe el fracking, Pemex perderá 195,000 barriles diarios de petróleo

“De no cumplirse con el plan de exploración, el área en cuestión deberá revertirse al Estado”, detalla el decreto de reforma energética constitucional implementada por el gobierno de Enrique Peña Nieto.

Hasta mayo de este año, de las 91 asignaciones pendientes, 33 contaban con al menos un descubrimiento, pero las 57 restantes seguían sin algún hallazgo geológico.

Para no perderlas, la compañía que dirige Octavio Romero Oropeza tendrá que acreditar actividades mayores a 80% de las establecidas en el plan de exploración o que exista un descubrimiento dentro de dichas asignaciones, pero sus prioridades se concentran en 20 campos para incrementar su producción en casi un millón de barriles diarios hacia 2024.

Esto significaría que, en las siguientes cuatro semanas, la compañía mexicana tendría que perforar 76 pozos o invertir al menos 37,400 mdp.

Entre julio y agosto, la CNH estimó que que Pemex acreditaría seis asignaciones más para un total de 39.

¿Qué sigue?

Este mes, la CNH discutirá y votará una recomendación que acompañaría con datos de las asignaciones, pues tiene la facultad de asesor técnico de la Sener.

La secretaria Rocío Nahle dijo en junio que si Pemex requería más tiempo para desarrollar las asignaciones se le otorgaría un lapso mayor.

Pero si la Sener aplica estrictamente el marco regulatorio, el incumplimiento de las asignaciones tendrían que regresar al Estado mexicano para que las reasigne a otro operador mediante las rondas petroleras o el mecanismo alternativo que considere el gobierno, comentó el director del centro de análisis Pulso Energético de la Asociación Mexicana de la Industria de Hidrocarburos (Amexhi), Pablo Zárate.

“Pemex es una gran empresa, tiene unos logros históricos, grandes técnicos y muchas virtudes qué celebrar, pero México es más grande que Pemex, el potencial del país da para una industria entera, no solo para una empresa”, dijo el analista energético.

 

Siguientes artículos

Entrevista | La delincuencia alcanzó a 20% de los patines de Grin
Por

Jonathan Lewy, chairman de Grow Mobility, holding al que pertenece Grin, y Beriana Mendoza, directora de Comunicación, e...