Por Andrés Bayona*

El periodismo está atravesando por momentos críticos a raíz de la inmediatez de las nuevas plataformas digitales, las cuales han afectado sus índices de lecturabilidad. Hoy, es cada vez más complejo ser relevante, atraer y conectar con el público sin antes ser “chiveado” por un tercero en la web. A raíz de este tipo de problemáticas, la industria del entretenimiento ha desarrollado mecanismos para conectar con sus seguidores, por medio de múltiples plataformas mediáticas, que retan su imaginación y los vincula personalmente con las historias.

Hemos oído hasta el cansancio acerca del “Transmedia Storytelling”. Pero, ¿qué significa? Personalmente, me gusta entenderlo como una técnica que ha logrado, hábilmente, desdoblar las historias con diferentes perspectivas gracias a darle voz y voto al público. Ésta es una tendencia que a los expertos les gusta llamar “el arte de crear mundos”. Y a pesar de que esta práctica ha sido muy exitosa en el cine, en el periodismo también se han dado notables pasos para atraer a más lectores, aumentar el engagement y su participación.

Indudablemente, los medios informativos necesitan generar un incentivo para competir por la atención de sus lectores en una industria cada vez más fragmentada, en donde es fundamental lograr un balance entre su objetividad y ética periodística. En el cine, la estrategia de “transmedia” se implementa a través de plataformas digitales y de otros canales informativos que inspiran al espectador y despiertan su interés por la historia. Esto se logra por medio de “trivias”, juegos, pistas e interacción con los personajes, elementos que enriquecen la experiencia.

PUBLICIDAD

¿Y en el periodismo? Si Hollywood ha logrado implementar esta forma de “storytelling” en la ficción, en el ejercicio periodístico también ha sido posible. A pesar del escepticismo en los medios con relación al “transmedia”, he visto cambios positivos en materia de “storytelling” por parte de periodistas, en donde cada plataforma o canal que utilizan para compartir la noticia brinda un componente adicional a la experiencia del lector y, al final del día, completa la ecuación del oficio: información en profundidad y de gran valor equivale a un mayor impacto y conexión con la audiencia. Temáticas sensibles y complejas como la inmigración, los derechos humanos, la protección del medioambiente, y el cubrimiento de las próximas elecciones presidenciales en México son algunos ejemplos en los que he notado la implementación de esta práctica, exitosamente.

Los medios han sido hábiles en implementar nuevas fórmulas en la elaboración de la información por medio del “transmedia”, que les ha permitido mayor fidelización y participación de la audiencia. Este cambio ha representado una innovación dentro del ecosistema digital y le ha dado al lector el poder para elegir en cuál de las plataformas en las que se aloja la información decide opinar, comentar y compartir las noticias.

El secreto del periodismo “transmedia” está en tener la capacidad de identificar las múltiples aristas en las que pueden construirse historias alrededor de un eje central noticioso. Este ejercicio permite conectar los puntos clave para construir una experiencia única y enriquecedora para el lector.

*Comunicador social y periodista de la Universidad de La Sabana, Gerente de Contenidos en Televisa.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

LinkedIn: Andrés Bayona

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Vicky Form superará ventas de su prenda vibradora pese a controversia
Por

“En Facebook hemos tenido reacciones positivas...Pero hay que ser claros, Twitter tiene una ola de comentarios negativos...