Reuters.- El peso anotó este lunes su peor caída desde que Donald Trump ganó las elecciones en Estados Unidos, en noviembre del 2016, debido a la fortaleza del dólar, que hiló su quinta jornada al alza, así como por la incertidumbre asociada a las elecciones presidenciales locales.

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV), en tanto, revirtió las ganancias de la jornada y cerró sin cambios.

La moneda cotizaba en 18.9345 por dólar, con una baja de un 2.24%, o 41.45 centavos, frente a los 18.52 del precio de referencia de Reuters del viernes.

El peso se ubicó este lunes como la moneda más depreciada entre las 36 divisas más líquidas del mundo, por arriba del rand de Sudáfrica y el peso de Colombia.

PUBLICIDAD

“Hay una toma de utilidades entre las monedas emergentes luego de que registraran ganancias durante el primer trimestre del año”, comentó a Reuters Juan Carlos Alderete, estratega de tipo de cambio en Banorte.

Banco BASE, por su parte, comentó en un reporte que la cotización del peso mexicano ha comenzado ya a reflejar la incertidumbre por las elecciones de julio, luego de que el domingo se realizara el primer debate presidencial.

En el mercado accionario, el referencial índice S&P/BMV IPC, cerró estable en 48,442.22 puntos, un avance de 0.02%, con un volumen de 159.5 millones de títulos negociados.

Durante la sesión, el indicador alcanzó un máximo de 48,995.80 puntos.

Destacó la caída de 16.21% en las acciones de la aerolínea mexicana de bajo costo Volaris que extendieron las pérdidas del viernes tras reportar débiles resultados del primer trimestre.

En el mercado local de bonos, el rendimiento de los papeles a 10 años subió cinco puntos base a 7.55%, al igual que la tasa de 20 años a 7.73%.

 

Siguientes artículos

Wall Street cierra estable, presionado por tecnológicas y bonos
Por

La sesión no tuvo movimientos marcados, pero dio señales de una menor demanda de smartphones que presionaron al índice N...