El peso mexicano bajaba el lunes ante el dólar, en un freno a su racha alcista luego de haber marcado en la sesión anterior su mejor desempeño semanal desde junio del 2021, ante la expectativa de que las duras condiciones de financiamiento en Estados Unidos podrían empezar a moderarse.

El peso hiló el viernes siete días consecutivos de ganancias y anotó una retorno semanal de 3.67%, impulsado por datos sólidos sobre la economía mexicana y por un débil reporte de empleo en Estados Unidos que, sumado al más reciente mensaje de la Reserva Federal, llevó a los inversores a pensar que el ciclo de alzas de tasas de interés ha llegado a su fin.

El peso cotizaba en 17.5787 unidades por dólar, con una pérdida de 0.66% frente al precio de referencia de Reuters del viernes.

“El peso arranca la semana con relativa tranquilidad”, dijeron analistas de Ci Banco en una nota enviada a clientes. “Por el resto del día, el tipo de cambio podría fluctuar entre los 17.38 y 17.57 pesos por dólar spot”, añadió.

Esta semana, los inversores estarán especialmente atentos a los datos de inflación de octubre y a la decisión de política monetaria del Banco de México, ambos previstos para el jueves. 

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

¿Te gusta informarte por Google News? Sigue nuestro Showcase para tener las mejores historias

 

Siguientes artículos

peso-quinta-BMV
El peso tiene su mejor semana desde junio de 2021
Por

El peso cerró en 17.4490 por dólar este viernes y en la semana acumuló una apreciación de 3.67%.