La moneda cerró en 17.201 por dólar, con un retroceso del 0.8% o 13.60 centavos, su nivel más bajo desde el 24 de septiembre, frente a los 17.065 pesos del precio referencial de Reuters del miércoles.

Reuters

La moneda de México se depreció el jueves a su nivel más débil en 11 semanas presionada por persistentes preocupaciones en torno al exceso global de oferta de petróleo, una exportación clave del país, cuyo precio alcanzó un mínimo desde 2009.

PUBLICIDAD

El peso perdió también antes del muy probable incremento de tasas de interés que la Reserva Federal de Estados Unidos anunciaría la próxima semana, mientras que la bolsa local avanzó levemente con los inversores mostrando cautela.

La moneda cerró en 17.201 por dólar, con un retroceso del 0.8% o 13.60 centavos, su nivel más bajo desde el 24 de septiembre, frente a los 17.065 pesos del precio referencial de Reuters del miércoles.

Ante la depreciación del peso, que se acercó a su mínimo histórico de 17.341 unidades por billete verde y perdió por cuarta sesión consecutiva, el banco central vendió en la recta final de la sesión 200 millones de dólares en una subasta con precio mínimo.

El índice IPC de la Bolsa Mexicana de Valores, que agrupa a las 35 acciones más negociadas, ganó un 0.12% para cerrar en los 42,447.77 puntos con un volumen operado de 198.4 millones de títulos.

Lideraron el avance de la plaza accionaria los títulos del conglomerado industrial Alfa con un 2.32% más a 34.34 pesos, seguidos por los del gigante de telecomunicaciones América Móvil, que ganaron un 0.71% a 12.73 pesos.

Las acciones en la Bolsa de Nueva York subieron el jueves, luego de una racha de tres caídas al hilo, pero la baja en los precios del petróleo cerca de mínimos de siete años contuvo el avance.

El promedio industrial Dow Jones subió 82.85 puntos, o 0.47%, a 17,575.15 unidades, mientras que S&P 500 avanzó 4.6 puntos, o 0.22%, a 2,052.22 unidades.

En tanto, el Nasdaq Composite ganó 22.31 puntos, o 0.44%, a 5,045.17 puntos.

El petróleo cayó el jueves un 1 por ciento para alcanzar un mínimo desde 2009, en medio de persistentes preocupaciones por el exceso global de oferta que opacaban una sorpresiva baja en los inventarios de crudo de Estados Unidos, mientras que un alza del dólar pesó sobre los precios de las materias primas.

Los futuros de la gasolina en Estados Unidos fueron la única alza en el complejo del petróleo, debido a preocupaciones sobre posibles recortes en la producción.

Los futuros del crudo Brent y del contrato West Texas Intermediate (WTI) se acercaron a mínimos de siete años por cuarto día seguido tras la reunión de la OPEP de la semana pasada, en la que el cartel no logró un acuerdo sobre el techo máximo de producción.

 

Siguientes artículos

Facebook
Facebook te dará acceso gratuito a 40 servicios online
Por

  Para conectar a usuarios en México sin acceso a internet, la red social y Virgin acordaron lanzar una plataforma...