Reuters.- La automotriz japonesa Honda dijo el martes que su planta en la ciudad mexicana de Celaya opera al 100% de su capacidad, tras una inundación que la obligó a suspender operaciones desde finales de junio.

Honda dijo que desde el 15 de noviembre la planta trabaja a su máxima capacidad y agregó que los modelos Honda HR-V y Honda Fit ya están disponibles para el público.

“Con este anuncio se da el banderazo para el reinicio de producción de los nuevos modelos 2019, tanto de HR-V como de FIT, que salen nuevamente de la línea de ensamble, cumpliendo con la promesa de reiniciar producción a mediados de noviembre”, dijo Honda en un comunicado.

La empresa dijo que solamente la planta de Transmisiones CVT se encontraba trabajando con normalidad desde el 9 de julio y que las pérdidas por la suspensión de la producción como por reparaciones realizadas tras la inundación equivalen a 355 millones de dólares.

PUBLICIDAD

En la planta de Celaya también se producen motores para las unidades para ensamblaje local y en la planta de automóviles en El Salto, Jalisco, dijo Honda.

 

Siguientes artículos

BMW analiza desarrollar motores en México por reglas de origen
Por

'Se han registrado varios cambios y tenemos que cumplir con las reglas de origen, entonces se están evaluando proveedore...