El Departamento de Trabajo dijo que su índice subió un 0.4%, su mayor alza en seis meses, luego de caer un 0.1% en noviembre.

 

Reuters

WASHINGTON  – Los precios al productor en Estados Unidos registraron su mayor incremento en seis meses en diciembre debido a que el costo de la gasolina subió con fuerza, pero las presiones inflacionarias siguieron siendo suaves.

PUBLICIDAD

El Departamento del Trabajo dijo que su índice de precios al productor desestacionalizado subió un 0.4% el mes pasado, el mayor incremento desde junio, luego de caer un 0.1%  en noviembre.

El incremento de los precios que pagan por sus insumos las granjas, fábricas y refinerías estadounidenses en diciembre puso fin a dos meses de declives y cumplió con las expectativas de los economistas.

En los 12 meses hasta diciembre, los precios al productor aumentaron un 1.2% tras avanzar un 0.7% en el año hasta noviembre.

Los precios mayoristas, excluyendo los volátiles costos de la energía y los alimentos, subieron un 0.3%, el mayor incremento desde julio del 2012, después de avanzar un 0.1% el mes previo. Sin embargo, el tabaco respondió por casi la mitad del alza.

En los 12 meses hasta diciembre, el llamado índice de precios al productor subyacente subió un 1.4%, después de elevarse un 1.3% en noviembre.

Aunque la actividad económica se ha acelerado, la inflación sigue siendo muy baja debido a la flacidez del mercado laboral.

Eso podría hacer que la Reserva Federal mantenga las tasas de interés cerca de cero por un tiempo.

El banco central de Estados Unidos ha comenzado a reducir sus estímulos monetarios y ha disminuido las compras mensuales de bonos a 75,000 millones de dólares (mdd) desde 85,000 mdd a partir de este mes.

El mes pasado, los precios mayoristas de la gasolina subieron un 2.2% y fueron responsables por más de la mitad del incremento en el índice de energía.

Los precios mayoristas de los alimentos bajaron un 0.6% en diciembre luego de permanecer estables el mes previo.

Los precios de los alimentos fueron contenidos por el costo de las piñas, que registraron su mayor caída desde mayo del 2006. Los costos de la carne de cerdo también pesaron, pues registraron su mayor baja desde septiembre del 2012.

Los precios del tabaco subieron un 3.6%. Los costos de los automóviles, que se elevaron un 0.2%, y de las camionetas, que avanzaron un 0.5%, también ayudaron a impulsar el índice de precios al productor subyacente.

 

 

Siguientes artículos

Actividad manufacturera de Nueva York se acelera
Por

El índice Empire State elaborado por la Fed  de NY subió en enero a su nivel más alto en 20 meses a 12.51, dejando muy p...