¿Qué sorpresas nos depara el sistema financiero mundial en 2014? ¿Por dónde vendrán las sorpresas en la economía? Aquí un vistazo.

 

 

 

PUBLICIDAD

 

Terminó un año 2013 lleno de volatilidad en los mercados, nerviosismo y una economía que no logra recuperarse con suficiente fuerza. Estamos a punto de iniciar un nuevo año. ¿Qué sorpresas nos depara el sistema financiero mundial? ¿Por dónde vendrán las sorpresas en la economía? Aquí un vistazo.

  1. China hará un esfuerzo por frenar en parte el gran sistema de apalancamiento bancario e informal, sin con ello destruir el creciente consumo interno. 2014 será el año del sinceramiento financiero. En términos de exportaciones, menor crecimiento se ha traducido y seguirá manifestándose en menores márgenes. Tensiones con Japón.
  2. Japón, por otro lado, está completamente lanzado al más pleno estilo harakiri a una ronda monetaria y de incentivos. Si, pese a todo, no logra el despegue, dejará a Abe sin los “nomics” y tocará la difícil tarea de subir impuestos y reducir gastos. Me pregunto: con un 200% de deuda respecto del PIB, ¿qué sentido tendría hacer esto? Krugman (muy en boga por su Premio Nobel) sostiene que el endeudamiento es irrelevante a corto plazo y enfatiza el aumento del gasto fiscal. Claro, dicho ciudadano, con todo respeto, no tiene hijos, lo cual no le deja ningún tipo de problemática de pensar en el futuro. (2014 el año de la verdad para ver si la terapia de electroshock funcionó. Por ahora, me inclino a pensar que muy poco).
  3. Hablando de Krugman y Estados Unidos, ya aprobado el presupuesto, el gasto no para y los impuestos serán “eficientados”. Es decir, sigamos gastando hasta embriagarnos, total la Reserva Federal (Fed) seguirá comprando prácticamente todos los bonos por el total del 2014. ¿Y entonces, quién podrá ayudarnos? Otro QE, por supuesto, esta vez llamado súper duper double looper o algo más marketero. Estemos claros, incluso si la economía de EU crece al 3%, la matemática del panadero no da, mucho menos con tasas de 10 años acercándose al 3% y con ello ralentizando el mercado hipotecario. De cualquier manera, los datos económicos del tercer trimestre estadounidense son estacionalmente más altos, dados la fabricación de inventarios y anticipación de órdenes de servicio para fin de año, ello arrastrado con mayores contrataciones temporales. 2014: año de la verificación de si Estados Unidos crece sin QE… Sospecho que poco.
  4. Europa tiene un dolor de cabeza con el euro. Cuando lo quisiera a paridad con el dólar para competir en esta guerra de devaluación, su moneda lo que hace es seguir apreciándose. Esto forzará, sin duda, a poner tasas de interés negativa o entrar a la rueda del QE. Sospecho Alemania no será de esa filosofía (ni que Europa está contenta con el superávit interno alemán). No queda más entonces que seguir hinchando a los bancos europeos con deuda europea, con la promesa de que Europa crecerá. (Por lo pronto, con aquellas tasas paupérrimas de “crecimiento”, están a digamos 300 años luz de generar superávits impositivos, con lo cual el desempleo juvenil del 25% o más generará muchos nuevos artistas, emprendedores o guerrilleros). 2014, año de ver si Europa crece sobre el 1%y ver cómo se resuelven los desbalances de comercio (¿Se imagina, usted, desindustrializar Alemania y que se pongan a solo comer strudel? Lo dudo).
  5. Mercados emergentes. Habría que diferenciar entre los que tienen industrias productivas y los netamente productores de materias primas. Ejemplo del primero es México, donde los beneficios son a su favor. Ejemplo contrario es Brasil, donde claramente les pega en contra. Es de esperar el 2014 que la situación mundial sea estable dentro de la gravedad y quizás con ello América Latina tenga un año decente, aunque más lento que antes. El riesgo del 2014: la manipulación de monedas de los bloques desarrollados e incluso posibles trabas proteccionistas al comercio por parte de ciertos bloques.
  6. Oportunidades del 2014: agricultura, agua, energía, avance hacia una ecualización social.

 

 

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Remesas de México se desaceleran en noviembre
Por

El Banco de México dijo que los envíos de dinero aumentaron un 0.09% a 1,694 millones de dólares, su menor ritmo de expa...