Los reguladores energéticos de México, piezas clave de la reforma implementada por el gobierno priista de Enrique Peña Nieto, tendrán menos presupuesto el próximo año en términos reales.

La Comisión Reguladora de Energía (CRE) recibirá 252 millones de pesos (mdp), una caída de 1.7% frente al monto entregado en 2019, de acuerdo el proyecto de presupuesto de egresos de la federación 2020

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) detalló que la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH)  recibirá 219 mdp, 1.3% por debajo de la cifra recibida este año.

En cuanto al regulador medioambiental, la Agencia de Seguridad, Energía y Medioamebiente (ASEA) tendrá un presupuesto de 148 millones de pesos, un incremento de 5%.

El año pasado, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador recortó en 30% el presupuesto de los órganos reguladores, a los que ha calificado como burocráticos.

Ambos reguladores se quedaron sin cabeza durante el primer año de gobierno de López Obrador. El primero fue Juan Carlos Zepeda, presidente de CNH, quien renunció a su cargo un día antes de que el político tabasqueño tomara posesión del poder ejecutivo.

Guillermo García Alcocer, titular de la CRE, chocó con el presidente mexicano por sus ternas a comisionados, carentes de experiencia en el sector eléctrico, lo que desencadenó una investigación de Hacienda y la Función Pública por supuesto conflicto de interés, que culminó con la renuncia del funcionario en junio de este año.

El último en salir fue Luis Vera, director de ASEA, tras previas fricciones con la Secretaría de Energía (Sener) por la falta de Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) para la séptima refinería de Petróleos Mexicanos, en Dos Bocas, Tabasco.

Aquí la historia completa: Los reguladores energéticos de México se quedan sin cabezas

 

 

Siguientes artículos

Inflación registra en agosto su menor nivel en casi tres años
Por

La inflación anual se ubicó por tercer mes consecutivo por debajo de 4.0%, que es el límite máximo del objetivo para tod...