Notimex.- El consumo recreativo de la mariguana será legal en Canadá en tres meses, por lo que los productores y distribuidores de la droga en este país afinan detalles para atender lo que se espera sea un gran mercado de la industria del “canna-preneur”.

La empresa The Green Organic Dutchman Holdings Ltd, que posee una de las 90 licencias en el país para producir mariguana con fines médicos, planea extender su producción a 116,000 kilogramos de cannabis para el 2022.

La quebequense The Hydropothecary Corp, que abastecerá a las tiendas autorizadas en esta provincia francófona, donde se prohibirá el cultivo doméstico, planea incrementar su producción para vender 200,000 kilogramos de mariguana para consumo recreativo en los próximos cinco años y espera ganancias de 1,000 millones de dólares.

También puedes leer: Empresa canadiense de cannabis contrata al expresidente Fox

PUBLICIDAD

La empresa, que tiene su sede en Gatineau –en la frontera con Ottawa-, produce actualmente 4,000 kilogramos de cannabis al año, pero irá incrementando su producción para llegar a 108,000 kilogramos en diciembre, según informó su director ejecutivo Sébastien St-Louis.

Se prevé que al menos en Quebec el kilogramo de cannabis se venderá en siete u ocho dólares y sólo se venderá en las tiendas de la Sociedad de Alcohol de Quebec (SAQ), que ha firmado convenios de abasto con otras cinco productoras de mariguana para alcanzar un abasto total de 56,000 kilogramos en el primer año de su legalización.

La marihuana será vendida en Quebec en 20 tiendas autorizadas y en línea. El precio busca competir con el mercado ilegal de mariguana, cuyas ganancias ascienden a 1,500 millones de dólares al año, según reportes.

Quebec busca convertir 30% de las ventas ilegales en legales en el primer año, 45% en el segundo año y 55% en el tercero.

“Nuestro pedido por SAQ de 20,000 kilogramos de cannabis en el primer año está garantizado”, aseguró St-Louis, quien espera vender a SAQ 35,000 kilogramos de la hierba en el segundo año y 45,000 kilogramos en el tercero.

En Ontario, la provincia más poblada del país, los paquetes de cannabis se venderán en las tiendas que venden alcohol y que son reguladas por la Liquor Control Board of Ontario (LCBO), la que adelantó que ofrecerá contratos de dos años a los productores.

Las primeras tiendas de LCBO que venderán mariguana estarán en Guelph, Kingston, Toronto y Thunder Bay.

El boom de la industria del cannabis en Canadá llegará hasta las Bolsas de Valores, como la Toronto Stock Exchange, donde varias de estas compañías ya están enlistadas.

Canadá, el único país del Grupo de los Siete (G-7) más industrializados en legalizar la mariguana, liderará este nuevo mercado que se espera alcance en Norteamérica los 47,300 millones de dólares para el año 2027.

Con la luz verde a esta nueva industria a partir del 17 de octubre han aparecido “startups” que ofrecen soluciones inteligentes para la producción del cannabis, como la procesadora “Mary”, creada por Frank Qin y presentada en el pasado festival del Cannabis en Montreal, que en semanas puede desarrollar la planta de mariguana desde la semilla.

El gobierno federal cobrará un dólar de impuesto por cada gramo que se venda de cannabis o 10% en ventas superiores a los 10 dólares.

A pesar de este impuesto y de la inconveniencia que presenta la posibilidad de ser vetados de ingresar a Estados Unidos por trabajar en esta industria, los “canna-preneurs” (emprendedores de la industria de la cannabis) siguen cultivando y empaquetando la marihuana para atender el apetitoso mercado canadiense.

 

Siguientes artículos

Uber celebra 5 años en México con los conductores al centro
Por

A partir de hoy, los usuarios podrán dar propinas a los conductores y repartidores de la plataforma, la que ha invertido...