El mercado de la tecnología es uno de los más potentes y mejor valuados del mundo, no sólo por su diversidad, sino por su capacidad de adaptación y la velocidad con la que ofrece nuevos productos y servicios. Así, sólo el mercado del software está valuado en 1.6 billones de dólares anuales y el de Internet en 1.6 billones de dólares al año.

El mercado de los videojuegos genera ganancias de 100 mil millones de dólares anuales. Ello implica que dichas industrias han generado más ganancias que en cine o televisión.

Sin embargo, hay que hacer notar que el mercado de la tecnología y los videojuegos es un mundo masculino. La temática de muchos juegos está llena de violencia y estereotipos de género, pues la gran mayoría son protagonizados por hombres y los pocos juegos que tienen a mujeres como protagonistas, son vistas como objetos sexuales.

Quizá se deba a que, en la industria, la mayor parte de los desarrolladores y programadores son hombres, lo que vuelve difícil tener una perspectiva de género amplia e incluyente. Aunque cueste aceptarlo, el universo de los videojuegos está plagado de estereotipos machistas y misóginos.

PUBLICIDAD

 

¿Qué hacer al respecto?

Por fortuna, en México hay programas de inclusión tecnológica para niñas y mujeres que tratan de dar la vuelta a ésta problemática.

Por ejemplo, el programa Epic Queen, es una asociación civil que busca que las niñas a partir de 12 años se interesen en programación y compartan sus conocimientos, con la firme intención de que cada vez más mujeres puedan entrar no sólo al mundo de los videojuegos, sino de la tecnología en general.

Otro esfuerzo importante es Technovation Challenge, que impulsa a las niñas a crear aplicaciones móviles que ayuden a resolver problemas en su comunidad. Incluso, las niñas no necesitan tener conocimientos previos de computación y la participación y las mentorías son gratuitas.

En el ámbito de la Educación, destaca el Instituto Altazor en Tijuana, que cuenta con programas de desarrollo de animación 3D, videojuegos y artes audiovisuales con perspectiva de género, con el fin de que las niñas identifiquen sus propios intereses y puedan integrarse de manera exitosa a la industria de la tecnología.

También se encuentra Código X, programa de la Presidencia de la República, que busca integrar a mujeres y niñas en el emprendimiento digital. Fue presentada en el marco del día internacional de las niñas en la tecnología y su propósito es mostrar a las chicas la posibilidad de las mujeres en el mundo de la tecnología con el fin de integrarlas de una manera activa a la industria de las TIC’s en México.

Es importante que a pesar de las condiciones adversas que hay para las mujeres en el mundo de la tecnología, ayudemos a construir un panorama de oportunidades más incluyente y que logre dar una visión femenina al desarrollo tecnológico.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @sincreatividad

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

 

Siguientes artículos

Se suma la inteligencia artificial a la industria del lujo
Por

Con la llegada del "internet de las cosas" se modificarán también los hábitos de compra y consumo en el sector premier....