Bien usado, el crédito te llevará a niveles de crecimiento que solo no podrías tener. No le tengas miedo. Sólo sé muy disciplinado y cumple tus compromisos con los bancos.

 

En los años ochenta inicié una fábrica de vestidos de niña llamada Colores Pastel, que fue creciendo del bazar de la escuela de mi hija, donde empecé haciendo el uniforme para la muñeca de moda en ese momento, la Cabbage Patch. Fue un éxito rotundo, así es que con mis ahorros compré rollos de tela, una máquina cortadora y, como tantos otros emprendedores, inicié mi negocio propio.

Unos meses después me contactaron de una cadena de juguetes para hacerme un pedido. ¡Felicidad total! Como me iban a pagar a 30 días, usé mi tarjeta de crédito para hacer parte de las compras y poder surtir a tiempo en todas las sucursales. De ahí el camino natural era contactar boutiques infantiles, las cuales llegamos a surtir en todo el país.

PUBLICIDAD

Con toda la energía que caracteriza al emprendedor, fui a tocar a la puerta de tiendas departamentales y de autoservicio, donde vendí a 4 grandes empresas. En estos volúmenes ya no era posible financiar la compra de maquinaria, materiales, mano de obra y la distribución que se requería para entregar, así que la empresa –que en ese momento ya era una aventura de toda la familia– tuvo que entrar en el mundo financiero bancario y solicitar créditos.

No es fácil para un emprendedor atender todas las áreas de su negocio. Llegado el momento de pedir crédito, me di cuenta del trabajo que se tiene que hacer para conseguir dinero de los bancos. Presentación de estados financieros históricos y proforma, llenado de solicitudes, entrevistas y mucho tiempo de espera.

 

Datos de Banco de México

  • El crédito del sector bancario a pymes ha crecido a una tasa real promedio anual de 12% en el periodo 2009-2014.
  • El número de pymes con crédito bancario pasó de 240,000 en 2009 a 303,000 en 2014.
  • La tasa de interés promedio ponderada por saldo en crédito a pymes ha disminuido de 13.74 a 11.34%.
  • Existe un amplio universo de PYMES que no son atendidas por instituciones bancarias o no bancarias.

En 2014 participaban 32 bancos y al menos 329 instituciones financieras no bancarias en este mercado de crédito pyme.

 

Requisitos que regularmente te pide el banco:

  • Solicitud de crédito.
  • Registro Federal de Contribuyentes.
  • Acta constitutiva y poderes vigentes.
  • Comprobante de ingresos (que pueden ser: estados de cuenta, declaración anual y/o estados financieros).

Los estados financieros son primordiales, ya que presentan una foto de le empresa.

También te comparto unos tips para que cuando llegue el momento de pedir prestado tengas a los bancos interesados en prestarte.

  1. Conoce tus números, especialmente la rentabilidad de tu negocio.
  2. Lleva la contabilidad al día.
  3. Presenta tus obligaciones fiscales en tiempo.
  4. Pídele a tu contador estados financieros y que te los explique.
  5. Visita diferentes bancos para conocer sus condiciones de crédito.
  6. Pide al banco la tabla de amortización para que tengas la certeza de que vas a poder cumplir con las mensualidades.

No tengas miedo al crédito, solo sé muy disciplinado con su uso. Bien usado, el crédito te llevará a niveles de crecimiento que solo no podrías tener.

 

Contacto:

Twitter: @Impuestum

Facebook: Impuestum

YouTube: impuestum contadores

LinkedIn: Impuestum Contadores

Página web: impuestum contadores

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

6 tácticas para que tu pitch tenga éxito con inversionistas
Por

Presentar correctamente la idea de tu emprendimiento es clave para conseguir fondos y lograr desarrollar de manera óptim...