Luego de una ola de controversia por la compra de 330,000 toneladas de carbón, La Comisión Federal de Electricidad (CFE) descartó regresar al mineral para generar más electricidad.

“No estamos optando por el carbón como el combustible para desarrollar la industria eléctrica o a la CFE en su generación”, declaró el director general de la compañía, Manuel Bartlett, en conferencia de prensa.

La empresa productiva del Estado recordó que la generación eléctrica con carbón en nuestro páis no es nueva y solo se suministra a las plantas que utilizan este mineral. México cuenta con tres centrales carboeléctricas, Carbón I y II (1982) en Coahuila y Petacalco en Michoacán (1993).

Las tres centrales carboeléctricas tienen una capacidad  de 28 terawatts-hora, equivalentes al 9% de la capacidad instalada para producir electricidad en México, y consumen un total de 18.3 millones de toneladas anuales.

El director de operaciones de CFE, Carlos Morales Mar, mencionó que las plantas habían sido olvidadas por los gobiernos pasados, entonces vana rehabiitarlas para atender la demanda en el verano.

“Vamos a comprar carbón para nuestras plantas en las cantidades en que se han comprado siempre”, aseguró el directivo.

Estos comentarios aparecen una semana después de que el presidente de la Comisión de Energía del Senado, Armando Guadiana, desatara una polémica tras informar sobre un pedido de 360,000 toneladas de carbón y una reunión con Bartlett, quién desmintió el pedido y dicho encuentro. Un día después, el senador de Morena reconoció que la foto era vieja, pero que Morales Mar fue quien se comprometió a pedir el carbón.

Aquí la historia completa: CFE sí prometió compra de carbón: Guadiana

El político mexicano comentó que la empresa debe, por el contrario, promover la energía limpia y más inversión.

“El tema, por ahora, en el mundo de la electricidad es el gas. Los Estados Unidos en un desarrollo tecnológico realmente de una enorme importancia, lograron eso que se llama shale gas y shale oil, que es, como ustedes lo saben, el obtener de rocas fracturadas y con una tecnología novedosa  gas y extraer petróleo”.

 

Renegociación de contratos

A pesar del interés por el gas natural, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador y la nueva dirección de CFE se encuentran revisando los contratos de siete gasoductos con las empresas TransCanada, Fermaca, IEnova y Carso al tiempo que buscan una renegociación.

Aquí más detalles: CFE pagó 3,400 millones por gasoductos de centrales eléctricas que no existen

El director de la filial CFE Energía, Miguel Reyes Hernández, reveló que la administración anterior reservó los contratos por 25 años.

“Lo que estamos haciendo es buscar el mecanismo institucional legal más adecuado si puede ser a través del Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI) o puede ser a través de una resolución nuestra para que se den a conocer, se transparenten”, declaró.

Lee también: La gran mentira de las energías renovables, según la CFE

 

 

 

Siguientes artículos

Lyft se valora en 24,300 mdd en la primera OPI de una plataforma de transporte
Por

Los banqueros de inversión han dicho que la líder del sector podría valorarse en hasta 120,000 millones de dólares.