Luego de un año de retraso debido a la pandemia por Covid-19, se celebran en Tokio los XXXII Juegos Olímpicos de Verano y son unas olimpiadas plagadas de primeras veces, por ejemplo, se estrenaron cinco nuevos deportes como disciplinas olímpicas, Karate, Surf, Skateboarding, Escalada deportiva, Basketball 3×3; y también es la primera vez que el CBD no es considerado una sustancia prohibida para los competidores olímpicos.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

En 2018, la Asociación Mundial Antidopaje sacó de su lista de sustancias prohibidas al Cannabidiol, pero solo el CBD de entre los más de 400 cannabinoides conocidos está permitido. Esto significa que el consumo de cannabis aún está prohibido, para muestra tenemos a la atleta estadounidense Sha’Carri Richardson, que se perdió los Juegos Olímpicos siendo una de las favoritas para ganar en la carrera de 100 metros, porque dio positivo por THC en una prueba de control. La Agencia Mundial Antidopaje, AMA, hace tanto énfasis en esta división que incluso otorga a los cannabinoides su propia categoría en la lista de sustancias, los grupos son: estimulantes, narcóticos, glucocorticoides y los cannabinoides. 

El CBD es el único cannabinoide excluido y su uso entre deportistas no es nuevo, en lugares donde es legal su consumo, como Estados Unidos, las ligas como la NFL o la UFC permiten a sus jugadores usar este cannabinoide para reducir los efectos en el cuerpo de la práctica de estas disciplinas de alto impacto. Gracias a su efecto antiinflamatorio y analgésico, el CBD se ha convertido en una de las terapias de recuperación que más popularidad han adquirido entre deportistas.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

De acuerdo con una encuesta hecha por la agencia especializada en cannabis, New Frontier Data, 2% de los consumidores de CBD en el mercado europeo buscan este cannabinoide únicamente por sus beneficios a la hora de hacer ejercicio. Ya sea a través de cremas, vaporizadores, aceites comestibles o con parches transdérmicos, de los deportistas europeos que toman CBD, 40% lo hace para manejar algún tipo de dolor, 31% para mejorar la calidad del sueño y 26% para reducir la ansiedad, todos estos factores han demostrado tener un impacto positivo en el desempeño deportivo.

Durante los Juegos Olímpicos, los atletas que así lo elijan podrán usar CBD para recuperar sus capacidades musculares o para manejar la ansiedad que las competencias puedan producir incluso durante la realización de los eventos, pero deberán tener mucho cuidado con la fuente de donde lo obtengan pues cualquier cantidad de THC detectada en su organismo será equivalente a ser descalificados, por lo que el CBD tiene que ser un cannabinoide aislado y puro.

Suscríbete a Forbes México

Contacto:

Twitter: @anicannmx

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

influencers
#LeyInfluencerYA
Por

El tema de los influencers es ya una de las notas distintivas de las elecciones de 2021 y podría ser un factor que impul...