En el mes de marzo conmemoramos el Día Internacional de la Mujer, y desde mi rol como presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), reconozco los avances que se han tenido en nuestra industria y el creciente número de mujeres que año con año se incorporan al campo automotriz en todos los niveles, al tiempo que hago votos para que más industrias brinden un mayor número de oportunidades dignas y equitativas para las mujeres.

Sin embargo, como en cualquier otra actividad, todavía tenemos mucho por hacer. Es importante que sigamos trabajando y promoviendo una cultura que despierte la diversidad de pensamiento e invite a las personas a trabajar y crecer con propósito de igualdad y equidad. Todo comienza con el reconocimiento y respeto a la diversidad, reconocer ideas y diferentes puntos de vista, así como establecer un sistema donde las y los colaboradores puedan desempeñar sus funciones y demostrar sus habilidades con tranquilidad y confianza.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

En las últimas décadas muchas mujeres han demostrado su capacidad para desempeñar cualquier función por importante que sea dentro de la industria y particularmente en la industria automotriz. Durante muchos años, la industria automotriz estuvo orientada y manejada por intereses masculinos. En el pasado, la idea de contar con mujeres mecánicas, técnicas o diseñadoras de vehículos no era una posibilidad. Sin embargo, a lo largo de la historia de nuestra industria podemos destacar ejemplos de mujeres que han jugado un papel clave en el desarrollo y éxito de la industria automotriz mundial. Por ejemplo, el limpiaparabrisas lo inventó una mujer, al igual que la calefacción de vehículos y el kevlar; las mujeres realizaron viajes pioneros con los primeros vehículos a motor en los albores del siglo XX; la primera circunnavegación del mundo en un automóvil fue realizada por una mujer en 1929. Tenemos el caso de Margaret Wilcox (1838-1912), que fue una de las primeras ingenieras mecánicas y obtuvo numerosas patentes estadounidenses por sus inventos.

Sin embargo, la participación de las mujeres en el sector en México aún tiene grandes espacios de mejora, en todos los procesos y niveles de la industria. De acuerdo con el Censo Económico “Los hombres y las mujeres en actividades económicas” llevado a cabo por el INEGI en el 2019, los hombres representan 63.5% del personal ocupado dentro de la fabricación de transporte, mientras que las mujeres representan el 36.6%. El Censo, en cuanto a actividades comerciales dentro de la industria, indica que el 72.3% de las personas ocupadas eran hombres, mientras que las mujeres representan el 27.7%. A nivel mundial, de acuerdo con el estudio Women at the Wheel de Deloitte, solo el 24% de los empleados a nivel global en el área de manufactura de vehículos y autopartes, son mujeres.

No obstante, algo que me dio gusto leer, es que México destaca por una mayor inclusión de mujeres en la industria automotriz, contando con una participación del 37.7% de mujeres en la industria, mientras que la media mundial es del 23.6%, de acuerdo con INEGI. La participación de las mujeres en la industria automotriz se incrementó 4.4 puntos porcentuales en cinco años, por encima de la participación de las mujeres en el total de las manufacturas.

¿Ya nos tienes en Facebook? Danos like y recibe la mejor información

En la industria automotriz reconocemos que todavía faltan espacios y oportunidades para las mujeres y que esta situación ha llevado a muchas a replantear su elección laboral y a que opten por  otros campos para su desarrollo profesional y personal. Esta realidad, también resalta la importancia de promover, desde los liderazgos, un cambio en materia de diversidad, inclusión y equidad,  reconociendo los beneficios que estos cambios pueden traer para el desempeño de nuestra industria. Por ello,  me congratulo porque cada más día empresas tienen este firme compromiso, y las armadoras y empresas afiliadas a la AMIA, no son la excepción.

La composición de las reuniones de trabajo, la planificación y las prácticas de contratación deben alinearse con los principios y objetivos de crear un entorno de trabajo atractivo para las mujeres y hombres por igual.  

Desde la industria se han tenido grandes ejemplos de que las mujeres son un pilar clave y parte del éxito de uno de los sectores más dinámicos para el país, por lo que, seguir trabajando por la inclusión y equidad de oportunidades es algo que debemos mantener y robustecer, no solo en un día o en un mes, sino de manera permanente.

Suscríbete a Forbes México

Contacto:

José Zozaya, presidente ejecutivo de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA)*

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Rusia China Ucrania invasión rusa
La guerra y los capitales
Por

Estamos pasando por momentos que van a quedar en la historia como unos de los más complicados de la humanidad.