Acortar la brecha de inclusión financiera es indispensable para generar beneficios de acceso y uso de herramientas digitales, y evitar que los ciudadanos sean víctima de fraude financiero, cuya incidencia ha aumentado en los últimos meses.

De este tipo de engaños nadie está exento. Un apremio, una necesidad económica para reestablecer las finanzas de un negocio o la economía familiar, nos pueden llevar a ser víctimas de defraudadores que operan con fachadas de empresas financieras en toda regla.

Las afectaciones pueden ir desde los mil hasta más de 100 mil pesos. Incluso, conocí de primera mano el fraude por más de 400 mil pesos del que fue víctima un empresario, que en los trámites para un supuesto crédito entregó diversas cantidades para avanzar con el proceso.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

El número de reportes por fraude financiero tiene un repunte en los datos del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México. En 2020 fueron 190 y este 2021 ya suman 402. Seis de cada 10 se han convertido en afectación al patrimonio de los usuarios por parte de grupos delictivos.

El esquema es muy similar en todos los casos. Una financiera que ofrece alternativas crediticias con pocos requisitos, pero que solicitan en diversas ocasiones pagos por la apertura o para los trámites del crédito. Las supuestas empresas resultan ser una fachada que desaparecen con el dinero de las víctimas.

Los ciudadanos conocen el nombre de las defraudadoras en el 69% de los casos, y 45 de esas entidades aparecen en la lista negra de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), que preside Oscar Rosado Jiménez.

La mayoría de los fraudes se perpetran por desconocimiento de las víctimas, que son sorprendidas en un estado de vulnerabilidad económica. El rezago en la inclusión financiera se genera en diversos ámbitos, desde inequidad de género en que la mujer tiene menos interacción para ser sujeto de crédito, hasta la planeación en escenarios con monedas virtuales.

¿Ya nos tienes en Facebook? Danos like y recibe la mejor información

Lograr la horizontalidad de los servicios especializados muestra la potencia de una sociedad y el trabajo de los actores protagonistas en el tema. Las financieras —bancos, aseguradoras, afianzadoras, casas de cambio y otras— han estado activas en el reto de informar y multiplicar sus opciones al usuario.

En toda sociedad, la inclusión financiera impulsa prosperidad mediante sus servicios y permite a ciudadanos y empresas, acceso y uso de productos para efectuar transacciones de la vida diaria, como pagos, ahorros, créditos y seguros.

La segunda parte de esta cadena es la seguridad en el uso de productos y servicios financieros para ayudar a familias y empresas a planificar, desde metas a largo plazo hasta emergencias.

Este escenario de lo deseable debe acercarse a lo posible con información y acciones entre organizaciones y otros actores.

Suscríbete a Forbes México

Contacto:

Salvador Guerrero Chiprés es Presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México.

TW: @guerrerochipres

www.consejociudadanomx.org

Twitter: @elconsejomx

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

cerveza mexicana
Más de 700,000 mexicanos formamos parte de la agroindustria cervecera
Por

En cada estado de nuestro país podemos encontrar más de una cervecería, las cuales brindan desarrollo tanto a nivel loca...