Un estudio muestra que una experiencia de compra significativa puede generar crecimientos exponenciales para las tienditas en el mundo digital, gracias a las recomendaciones de boca en boca.

 

 

En un mundo cada vez más digitalizado, las redes sociales podrían ser la clave para que los negocios minoristas o tienditas logren mayores ventas.

PUBLICIDAD

A 60% de los compradores en tiendas minoristas les gustaría publicar en redes sociales mientras están en la tienda, según un estudio realizado por la consultoría Accenture y Storecheck.

El estudio “Pulso estratégico hacia el alto desempeño”, destaca que 78% de los consumidores quieren compartir su información personal para obtener un servicio personalizado.

Además, el estudio muestra que una experiencia de compra significativa puede generar crecimientos exponenciales en el mundo digital, gracias a las recomendaciones de boca en boca, ya que más de una tercera parte de los consumidores mexicanos (36%) comparte experiencias en redes sociales varias veces al mes con la intención de ayudar a otros consumidores.

A su vez refleja que 26% de los consumidores tienen tres dispositivos para realizar sus compras: smartphone, tablet y laptop. Y se estima que para 2015, dos de cada tres móviles serán smartphones debido al crecimiento de la densidad de Internet y la reducción de costos de los equipos y servicios celulares.

“El nuevo reto para el canal moderno se centra en aprovechar el ecosistema de consumidores tecnificados, para gestionar actividades de mercadeo inteligentes y optimización de procesos comerciales en el punto de venta, basadas en el conocimiento de un cliente que genera y comparte información de sus hábitos de compra a través de su smartphone”, dijo Benjamín de la Grana, director de la Industria de Productos de Accenture México.

El estudio, cuyos resultados se obtuvieron de un panel de 8,000 tiendas comparables de abarrotes, ultramarinos y misceláneos en 28 entidades del país, también muestra que el consumidor actual:

  • Es mucho más inteligente y reúne en tan sólo unos instantes mucha más información que cualquier otro consumidor en la historia.
  • Quiere tomar decisiones de compra en cualquier parte y a cualquier hora.
  • Se ha empoderado como nunca antes.
  • Las decisiones corporativas deben estar basadas, más que nunca, en sus preferencias, sus hábitos y su retroalimentación.

Los beneficios son evidentes y podrán capitalizarlos aquellas empresas que tengan la habilidad de transformar el mundo análogo en digital.

“Los canales modernos de distribución se distinguen de los tradicionales por haber desarrollado procesos, sistemas y metodologías, muchos de ellos soportados en tecnologías digitales, que les han permitido crecer en cuanto a rentabilidad, metros cuadrados de piso de ventas y experiencia de compra”, comentó Antonio Sola, CEO de Storecheck.

 

 

Siguientes artículos

Gasto de consumidores impulsa ganancias de American Express
Por

La ganancia neta de la compañía creció a 1,480 millones de dólares, o 1.40 dólares por acción, en el trimestre finalizad...