Para terminar con la impunidad hay que persistir en seguir la ruta del dinero sucio y de los bienes de quienes se hacen ricos mediante actividades ilegales.

 

 

Para mi colaboración de la presente semana, estimado lector, te voy a compartir una entrevista que realicé a Alejandro Rebolledo, abogado venezolano especialista antilavado de dinero, contra riesgos y fraudes y demás delitos afines al crimen organizado, también director del Instituto de Altos Estudios de Derecho y del Escritorio Jurídico AR&Asociados, quien nos da sus interesantes puntos de vista sobre los temas relacionados con la impunidad y repatriación de bienes de procedencia ilícita.

PUBLICIDAD

 

–Doctor Rebolledo, ¿cuál consideras que sea la clave para terminar con la impunidad?

–La impunidad se va a terminar el día que definitivamente se persista en perseguir la ruta del dinero sucio y de los bienes de quienes se hacen ricos con la práctica de actividades ilegales, como la corrupción, el lavado de dinero, el contrabando, trata de personas, tráfico de drogas, evasión fiscal, y otros delitos afines a la delincuencia organizada.
“La ONU señala que desde el año 2001 crece un 10% por año el flujo de fondos ilícitos provenientes de los países emergentes, y menos de un 1% de esos fondos ilegales, casi un billón de dólares, es recuperado por los gobiernos afectados, o congelados en cuentas bancarias offshore. Cantidad ínfima comparada con la gran suma de dinero que se lava en el mundo.”

 

–¿Has identificado pérdidas de ingresos en los gobiernos emergentes por evasión fiscal?

–Como abogado y especialista antilavado de dinero y delitos afines al crimen organizado, pienso que gran parte de las pérdidas de ingresos de los gobiernos emergentes se explica por la evasión fiscal, ya que no hay una transparencia absoluta. Allí existe una “doble moral” de gobiernos que se limitan a un ejercicio puramente burocrático, determinándose, por ejemplo, que el continente asiático es la región de donde proviene casi un 40% del dinero sucio emergente, seguido, según la ONU, por Europa del Este, con un 21%; América Latina, con el 20%, y África, con un 7%.

 

–¿Nos podrías dar cifras de los flujos internacionales de dinero sucio?

–Debido a lo difícil que resulta recabar información sobre los flujos internacionales de dinero sucio, aun cuando las investigaciones llevadas adelante por la ONU son muy importantes, es razón para que los países trabajen unidos en el proceso de recuperación de fondos de procedencia ilícita, para así tener una idea, no sólo de cuánto dinero es desviado de la recaudación fiscal que servirían para el desarrollo de programas sociales, económicos, culturales, ambientales, etcétera, en beneficio de los ciudadanos, sino también para saber cuánto dinero sucio se lava a nivel mundial.
“Debemos estar muy claros que toda estrategia contra el lavado de dinero debe ser global y multilateral, ya que las acciones unilaterales sólo desviarían los fondos ilícitos a otros centros financieros. No perseguir el dinero ilegal lo que origina, sin lugar a dudas, es mayor impunidad, característica en paraísos fiscales o en países con pocos controles fiscales.”

 

–¿Es suficiente con congelar y confiscar bienes de los delincuentes internacionales?

–Yo diría que no sólo es necesario congelar y confiscar bienes, sino perseguir a los corruptos y recuperar ese dinero ilegal para que pueda ser repatriado a los países de donde fueron sustraídos.

 

–¿Qué conclusión podrías compartir con nuestros lectores?

–Quiero concluir diciendo que en el mundo existe una doble moral con el lavado de dinero, la corrupción, la evasión fiscal, el contrabando, donde los gobiernos afirman cumplir con los estándares internacionales contra la delincuencia organizada, sin embargo muchos de ellos sirven de refugios a corruptos lavadores de dinero, con una clara y evidente falta de voluntad política y ceguera voluntaria que no permite la transparencia de las actividades financieras.

 

Como se menciona en esta entrevista, el tema de la repatriación de fondos de procedencia ilícita a los países emergentes es uno para el que se deben establecer reglas y metodologías tanto claras como efectivas, situación que traería aparejado beneficio a sus ciudadanos a través de, entre otros aspectos, la implementación de programas sociales, educativos, económicos, culturales y ambientales. Séneca, filósofo, político, orador y escritor romano dijo: “Recibe beneficio el que lo hace al que lo merece”. ¿Qué opinas, estimado lector?

 

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Página web: García Gibson Consultores, SC

Twitter: @GarciaGibson

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Innovación inmobiliaria, clave para las inversiones en el Caribe
Por

Luis Emilio Velutini, el empresario  venezolano de tradición inmobiliaria, aterrizó en República Dominicana decidido a q...