X
BREAKING
Volaris evacúa a pasajeros de su vuelo CDMX-Mérida por falsa alarma de bomba
X
BREAKING
Volaris evacúa a pasajeros de su vuelo CDMX-Mérida por falsa alarma de bomba

El año pasado, el fabricante estadounidense de relojes Timex se subió a la ola de los wearables dotando a sus relojes análogos de un componente digital y lo hizo con elegancia y tino desde el aspecto conceptual con su serie Metropolitan+.

Para 2017, la empresa redobló el esfuerzo y creó una línea más amplia de equipos que denominó IQ+, y el balance es mayoritariamente positivo.

La gran ventaja que ofrecen este tipo de equipos frente a otros wearables es que, a pesar de contar con conectividad Bluetooth, al no tener una pantalla su consumo de energía es mínimo y una batería puede durarle más de un año, justo como a un reloj convencional. Así, son capaces de hacer un seguimiento de tu actividad física y la calidad de tu sueño sin necesidad de que los conectes todas las noches a la corriente.

El IQ+ resuelve algunos de las fallas presentes en el Metropolitan+, como algunos errores en la vinculación con el teléfono y aunque no es su aspecto más fuerte —hemos dicho una y otra vez que los fabricantes de hardware pocas veces desarrollan buen software—, mejora la interfaz de usuario en la aplicación para teléfonos inteligentes (es compatible con iOS y Android). Además, esta generación añade un par de funciones a la interfaz, como la posibilidad de mostrar el día del mes usando el segundero.

PUBLICIDAD

A diferencia de la generación previa, en ésta Timex optó por ofrecer más opciones y hay dos modelos para hombre con caja de 41 mm, una versión con caja de metal y extensible de cuero y otra deportiva, con caja de metal y extensible de plástico. En modelo restante está dirigido a las mujeres, con una caja de 36 mm y extensible de cuero.

Lee también: Review: Metropolitan+, un Timex análogo con alma digital

Como siempre, creemos que resulta pertinente recordar que éstos no son dispositivos para atletas ni para power users. Desde el surgimiento de los wearables hace unos años se puso de moda el término “guesstimate”, que combina las palabras guess (adivinar) y estimate (calcular) para señalar el hecho de que la tecnología está lejos de ser 100% precisa y que los datos que arroja sobre la actividad física y la calidad del sueño son aproximados y deben tomarse con reservas.

Al final, la mayor ventaja de estos Timex es mantener la simpleza del concepto. Sus IQ hacen sólo un trabajo y cumplen su misión. Quizá nuestra única objeción es que nos gustaría ver una mayor integración entre su aplicación y las apps de monitoreo de actividad física de Android (Google Fit) y de iOS (Health).

El IQ es ideal para aquellos usuarios que quieren llevar un registro de su actividad física (número de pasos y distancia recorrida) y sus horas de sueño efectivo sin tener que recargar la batería de su dispositivo cada par de noches, y más bien quiere olvidarse de que lo que trae en la muñeca es un aparato digital, algo a los que todos los wearables deberían aspirar.

Ya puedes encontrarlo en tiendas departamentales y en el sitio de Timex a un precio de 4,300 pesos.

 

Más imágenes

 

 

Siguientes artículos

inflacion-mercado-precios
La inflación aumenta a 4.86% anual en febrero
Por

Además, el incremento mensual es el más alto registrado para un segundo mes del año desde el 2010, cuando también report...