Ricardo Anaya, candidato presidencial de la coalición Por México al Frente, acudió a la Procuraduría General de la República (PGR) para presentar su declaración escrita para detallar la compra de una nave industrial por la que ha sido acusado de lavado de dinero.

“Se han dicho muchas mentiras en mi contra. Es el PRI que está utilizando a la PGR para hacer toda esta guerra sucia. Y lo han hecho porque van perdiendo, están totalmente desesperados, en un lejano tercer lugar, y ya no saben cómo levantar la campaña en ruinas de su candidato José Antonio Meade”, dijo el político mexicano mediante un video de ocho minutos publicado en YouTube y difundido en Twitter.

Sin embargo, de acuerdo con un comunicado de la PGR, el aspirante presidencial se negó a rendir su declaración en reiteradas ocasiones: “La Procuraduría General de la República informa que este 25 de febrero el candidato presidencial de la coalición México al Frente se presentó en las instalaciones de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), donde se le invitó públicamente, en repetidas ocasiones, a rendir declaración ministerial para lo que a derecho convenga, lo cual fue rechazado por el candidato”.

Ante estas declaraciones de la Fiscalía, el exsenador panista de Diego Fernández de Ceballos acusó al gobierno federal de utilizar a la PGR para ensuciar a Anaya y calificó la actuación de la PGR como “canallesca y perversa”.

PUBLICIDAD

En entrevista la mañana de este lunes con Ciro Gómez Leyva, aseguró que “no se vale lo que le están haciendo a Anaya porque dijo que todo lo que tenía que decir estaba en el escrito que entregó y la PGR difundió un comunicado en el que sostiene que no quiso declarar” para dar por hecho que oculta algo.

Lee: Ojalá la PGR cite a declarar a mi cliente: abogado de Anaya

En el video difundido en sus redes sociales, Anaya explicó que su empresa Junisierra pagó, sin intermediarios, por un terreno baldío a la empresa Park Development en mayo de 2014, un ecosistema industrial que alberga a Nike, Alestra, TRW entre otras firmas.

“Todo lo que yo he hecho ha sido legal y, sobre todo, 100 por ciento transparente”, señaló el exdirigente panista en el video.

La nave industrial quedó terminada dos años después con 7,000 metros cuadrados techados.

El dinero para pagar el terreno provino de tres fuentes: Anaya hipotecó su casa con un crédito de Banamex, obtuvo otro préstamo en el mismo parque industrial, y sumó ahorros propios y de la empresa para la adquisición.

“Lo compré a precio de mercado”. El político mexicano detalló la compra a 67 dólares por metro cuadrado. Cuatro años después, en ese mismo parque industrial, los espacios se venden a 76 dólares el metro cuadrado, dijo Anaya, citando al portal Propiedades.com.

El aspirante presidencial argumentó que, ante las acusaciones de un precio inflado de venta, dijo que recibió 54 millones de pesos (mdp) con IVA incluido.

Anaya vendió a la empresa Mannhattan Master Plan, cuyo accionista principal es el arquitecto queretano Juan Carlos Reyes, que pagó con tres transferencias bancarias de una cuenta de Banco del Bajío.

El político explicó que los recursos recibidos los utilizó para el pago de la deuda del terreno, impuestos, y compró otro terreno “exactamente” en el mismo lugar para construir con esta empresa.

En la cláusula 20 de la escritura pública, quien le compró “declaró protesta de decir verdad, que los recursos tienen una naturaleza lícita”.

Ante las acusaciones del PRI para demostrar de dónde venían los recursos del comprador, dijo que eso no es responsabilidad del que vende.

“Son puras mentiras lo que ha dicho el PRI en los últimos días, tratando de engañar a la opinión pública”, agregó.

 

Siguientes artículos

Asesinan a precandidata del PRI en Guerrero
Por

 La militante del partido gobernante tenía 28 años de edad y pertenecía a la Secretaría de Asuntos Indígenas del gobiern...