Luego de que al menos 35 unidades de la flamante tablet de Samsung, la Galaxy Note 7, se incendiaran de forma espontánea, la compañía coreana informó que reemplazará todos los equipos vendidos hasta ahora por nuevos.

A través de un comunicado, Samsung informó que investigó los reportes de explosiones de al menos 35 equipos registrados hasta el 1 de septiembre y descubrió una falla en la celda de la batería. El desperfecto cobró notoriedad a sólo unos cuantos días de que el smartphone comenzara a venderse en varios mercados del mundo, incluyendo México.

“Actualmente realizamos una inspección rigurosa con nuestros proveedores para identificar las posibles baterías afectadas que ya están en el mercado. De cualquier modo, dado que la seguridad de nuestros clientes es nuestra prioridad absoluta, hemos dejado de vender el Galaxy Note 7”, dijo la empresa.

Samsung SDI, la división fabricante de baterías de la firma coreana produce las celdas de las baterías de los Galaxy, pero de acuerdo con el diario Korea Herlad encarga el armado de los paquetes de baterías a terceros, principalmente a ITM Semiconductor.

PUBLICIDAD

Aún no está claro cuántos equipos tendrá que reemplazar la compañía, ni el impacto que tendrá sobre sus resultados en el trimestre, pero las acciones de Samsung SDI se desplomaron 6% en la sesión previa al anuncio.

 

Siguientes artículos

escocia-referendum-2014
Escocia buscará un nuevo referéndum de independencia
Por

La primer ministra escocesa destacó que el Brexit cambió el debate por completo y que tuvo un gran impacto en las ambici...