Para el presidente de la compañía francesa en el país existen grandes oportunidades para crecer en el territorio nacional por la penetración de sus productos en el mercado, así como el nuevo impulso que traería consigo la Reforma Energética.

 

Schneider Electric observa grandes posibilidades de incrementar su negocio en México. El crecimiento de sus manufacturas y la cercanía con Estados Unidos encienden en la empresa francesa el ánimo por planear futuras inversiones en el país.

“Hay áreas de oportunidad en algunos productos en las que nuestras capacidades están llegando a un límite y entonces tendrá que pensarse en cómo expandir esa manufactura o consolidar algunas líneas, y pensar en México como la mejor opción para invertir si es necesaria una nueva planta”, asegura en entrevista Enrique González Haas, presidente de Schneider Electric para México y Centroamérica.

PUBLICIDAD

Actualmente, la compañía cuenta con 12 plantas de manufactura que se ubican en lugares como Monterrey, Tijuana, Estado de México y Tlaxcala.

Durante 2012, la compañía francesa logró ventas a nivel mundial por el orden de los 24,000 millones de euros, mientras que en México sus ventas crecieron 15%.

Pero la empresa de productos eléctricos también mira con buenos ojos otros factores que podrían empujar su crecimiento: “la Reforma Energética para nosotros es positiva, porque viene a ayudar a dar el siguiente paso en que hagamos un mejor aprovechamiento, tanto de lo que hay en el subsuelo como también de todo el sistema que va relacionado con todas las cadenas de distribución energética, tanto en cuestiones de electricidad como en cuestión de combustibles”, dice González Haas.

Mientras tanto, la empresa se prepara para aprovechar las oportunidades mirando en la innovación a su mejor aliado en el país.

 

Encienden el negocio

Schneider Electric cuenta con más de 170 años de historia en el mundo.  Su llegada a México se dio en 1947.

Hoy, Schneider Electric es la segunda empresa de origen francés que emplea a más mexicanos en territorio nacional, y ha visto la oportunidad de crecer a través de sus exportaciones y el consumo interno.

“Así fue como iniciamos la expansión de nuestras plantas de manufactura y se transfirieron líneas de productos, principalmente de los Estados Unidos, y hoy las exportaciones son más grandes que nuestro negocio nacional”

En la actualidad, un tercio de la producción de la empresa se queda en el país, y dos tercios se van a Estados Unidos, Canadá, Centroamérica y el Caribe.

“Ha sido un reto y un éxito el poner a México como un proveedor mundial de manufactura de muy buena calidad”, reconoce el primer presidente mexicano de Schneider Electric.

Hoy, la automatización de edificios y de procesos son áreas de fortaleza en el negocio de la compañía gala en el país, en donde consideran que su participación en el mercado podría incrementarse.

“México en los siguientes años va a continuar creciendo en número de empleados, puesto que nuestra posición estratégica en el mayor mercado del mundo implica que tengamos la necesidad de más recursos humanos para satisfacer la demanda y el crecimiento del mercado”, dice Enrique González.

En este sentido, el directivo no niega que la eventual aprobación de la Reforma Energética pueda resultar importante para crecer como distribuidor de sus productos dentro de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

“Estamos a la expectativa de que vamos a tener un año bueno, pero no tan bueno como esperábamos, pero creo que el asentamiento del gobierno está siendo el adecuado, ya que está proponiendo los cambios necesarios en las leyes con las reformas que se han comentado y seguramente 2014 va a detonar mucha inversión”.

 

Apuesta a la innovación

El pasado 10 de septiembre, Schneider Electric inauguró su segundo Centro de Desarrollo e Innovación en Monterrey, Nuevo León, en donde llevó a cabo una inversión de 65 mdd, a los cuales se sumarán dos millones de dólares más que serán invertidos en un parque solar que se ubicará en el mismo sitio.

Este esfuerzo, de acuerdo con el presidente de Schneider en México, se centra en que el país contribuya con su base de ingenieros con nuevas patentes que alimenten las líneas de negocio de Schneider Electric.

Schneider Electric invierte casi el 5% de sus ventas en investigación y desarrollo que son aproximadamente 1,500 mdd, que han dado como resultado la generación de más de 600 patentes anuales a nivel global encaminadas a ofrecer soluciones en el manejo y ahorro de energía.

Enrique González Haas cree que el camino que emprenden es el correcto para perdurar más años en el país: “Me ha tocado en los últimos años impulsar los cambios y las actualizaciones con una nueva visión de la compañía que hemos ido aplicando en México de manera bastante satisfactoria y retadora… Hay que trabajar muy duro e ir por las cosas difíciles y no conformarnos con lo sencillo y lo fácil, hay que hacer la tarea”.

 

 

 

 

Siguientes artículos

Marca México (2)
Por

Tenemos en el olvido las Relaciones Públicas enfocadas a México. No a promocionar un funcionario público o una figura po...