La meta para 2020 de la automotriz es llegar a los 100,000 vehículos y contar con una penetración de 5% en el mercado mexicano. Este es su plan.

A un año de que Kia inició su producción en la planta de Pesquería, en Nuevo León, la compañía ya ostenta 5.3% de participación de mercado en México, una meta que se había propuesto para 2020.

¿Cómo le ha hecho la automotriz surcoreana para conseguir esa penetración? La producción local, que le ha permitido ampliar las ventas en México, así como el incremento en el otorgamiento de financiamiento, la apertura y mayor cobertura a través de sus concesionarias y la introducción de nuevos modelos le han ayudado a incrementar su participación, de acuerdo con sus directivos.

“La introducción de los nuevos modelos y la producción local son los factores clave que nos han ayudado a aumentar nuestra participación, combinado con un desempeño inesperado de otros competidores”, dijo Horacio Chávez, director general de la automotriz en el país, a Forbes México.

De acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMIA), en el acumulado de enero a abril de este año se vendieron 492,725 unidades, de las cuales Kia comercializó 5.3%.

Y aunque se trata de datos de inicio de año, si el sector automotriz sigue creciendo, la firma espera mantener su buen desempeño.

“No estamos seguros de si podremos mantener (la penetración). Si el mercado llega a la expectativa de crecimiento de 6% y si nosotros alcanzamos la meta de las 80,000 unidades para este año, rebasaríamos el 4% de participación (para el cierre de 2017)”, dijo Chávez.

Durante 2016, la compañía colocó 58,112 vehículos en el mercado mexicano, con lo que superó su meta de llegar a los 45,000 automóviles. El objetivo al 2020 es llegar a las 100,000 unidades y contar con una penetración del 5%.

Entre los planes de Kia se encuentra la apertura de 10 agencias más al mes de julio, para cerrar 2017 con 83 concesionarias. “Vamos bien, tenemos 73 agencias distribuidoras desde el año pasado y estamos en construcción de 10 agencias más”, comentó el directivo tras la presentación de su nuevo modelo Rio 2018 el pasado 28 de abril.

La mayor parte de las aperturas se concentrarán en la Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara, así como dos agencias en nuevos mercados, lo que permitirá a la compañía una cobertura de 97% en el país. La empresa entró a México en julio de 2015 y la producción de su planta en Nuevo León comenzó en mayo de 2016 con el modelo Kia Forte, a ese vehículo se sumó este año la producción de su modelo Rio 2018 Hecho en México.

Del nuevo Rio, cuya venta era limitada debido a que se importaba, se espera la venta de 22,000 unidades para el cierre de 2017 en la versión sedán y hatchback, con lo que competirán con modelos como Nissan Versa, Ford Fiesta, Toyota Yaris, Chevrolet Sonic y Volkswagen Vento.

15% de la producción es para abastecer al mercado mexicano, mientras que el restante 85% es para exportación. El Rio se enviará a 65 países este año, entre ellos Estados Unidos, Canadá, Brasil, Uruguay, Chile, Colombia, así como a Egipto y en Medio Oriente.

De su vehículo híbrido Niro, el cual se importa desde Corea y se lanzó en febrero, la compañía superó las 80 ventas en el primer mes de lanzamiento, al llegar a 89 unidades.

Respecto al financiamiento, Kia espera fortalecer sus ventas a través de nuevos productos, entre ellos uno que va dirigido a universitarios que no tienen historial crediticio, el cual está disponible desde el 9 de mayo de este año.

Jorge García Corona, director de Kia Finance, compartió que 40% de las ventas de la compañía se hace mediante el otorgamiento de créditos, sin embargo, con el lanzamiento del Rio 2018 y nuevos programas de financiamiento esperan llegar al 60%.

La automotriz también otorga créditos simples, el tradicional con plan de anualidades, uno de arrendamiento, así como financiamiento a choferes privados, como los de la aplicación de Uber.

“Con el lanzamiento de Rio es muy importante tener un buen brazo financiero, donde la mayoría de las ventas se hacen a través de crédito”, añadió Horacio Chávez.

 

Siguientes artículos

Estos son los retos de las pymes mexicanas en ciberseguridad
Por

La ciberseguridad nació para proteger infraestructura crítica y muchas veces las pymes no cuentan con un plan para preve...