Una posible renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), como ha planteado el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, puede golpear al sector de seguros en México. La compañía AIG buscará la diversificación de su negocio, donde el sector energético parece una oportunidad de oro.

En entrevista con Forbes México, Jeremy D. Johnson, presidente del negocio Comercial de AIG en Estados Unidos, explicó que los productos relacionados con la línea de servicios financieros son los que más crecen en México, mediante el otorgamiento de seguros cibernéticos (que cuidan la integridad de los datos empresariales y protección contra hackeos), en fusiones y adquisiciones, así como en responsabilidad civil de los ejecutivos en la toma de decisiones.

A su vez, indicó que registran un buen desempeño en el negocio relacionado con comercio y transporte, donde se asegura todo lo que se produce en las plantas y que se traslada de manera terrestre o marítima a otras regiones.

PUBLICIDAD

“Es completamente sensible al ciclo económico de México. Y hay tanta actividad con Estados Unidos y Canadá, que es un seguro que tiene mucha demanda en México. No nos enfocamos en el seguro, nos vamos a la prevención de la pérdida. Tenemos el mejor índice de siniestralidad en el mercado”, comentó el directivo.

La compañía asegura desde productos como vehículos en un ferrocarril, computadoras, celulares y todo tipo de bienes y commodities.

 

— ¿Ven algún impacto en su negocio, sobre todo en transporte de productos, si se negocia el TLCAN con Trump?

— Sí podría tener un impacto. Creo que el reto para las compañías en México podría ser la diversificación de los mercados de exportación. Existen otras oportunidades como el sector de energía con la nueva regulación en el territorio nacional, para ofrecer nuestros servicios aquí. Podemos traer mucho valor a las compañías de energía, pues tenemos mucha experiencia en ese rubro en el mundo.

— ¿Cuánto representa el negocio de energía en su portafolio de México?

— Representa entre 12% y 15% de lo que hacemos en líneas comerciales. Podemos asegurar los activos de una refinería, la planta que se está explorando en el Golfo de México, así como los gasoductos y la transportación del gas y petróleo. Todo lo que tiene que ver con una industria que genera energía, es materia y objeto de seguro para nosotros.

El gobierno de Enrique Peña Nieto ha dicho que la reforma energética dejará una inversión en nuestro país de alrededor de 62,500 millones de dólares (mdd). AIG cuenta con experiencia en  Estados Unidos y Reino Unido sobre ese sector, por lo cual la compañía ve una oportunidad en México en los siguientes cinco años.

Marcelo Hernández, director general de AIG Seguros México, señaló que el problema es que la reforma energética estaba pensada con un precio por barril de petróleo entre 80 y 100 dólares, pero ahora está en 30 dólares.

“Entonces algo que originalmente pensábamos que pasaría en los próximos 10 años, ahora el horizonte podría ser mayor”, comentó.

Pero afirmó que no les sorprendería que en cinco años el petróleo se encuentre otra vez en niveles de 60 o 70 dólares, donde la inversión se ve atractiva, según lo previsto por economistas y analistas.

Algunos reportes señalan que la reforma energética podría representar hasta 10 puntos porcentuales (pp) adicionales del producto interno bruto (PIB), lo que a su vez implicaría 20 pp más en el negocio de seguros, “que es mucha prima nueva para esta industria”, agregó.

En general, el negocio de seguros representa alrededor de 2% del PIB del país, pero está creciendo dos veces más rápido que la economía, por ello AIG estima mantener en general un incremento de 10% para 2017 en sus ventas dentro del país.

En la división de productos para empresas, la compañía registra un crecimiento de alrededor de entre 6% y 8% cada año, mientras que en los seguros para personas la firma reporta un aumento en el rango de 16% y 18%. En el consolidado, la empresa incrementa entre 10% y 12% anualmente.

“Creemos que la economía mexicana seguirá muy fuerte y sentimos que continuará muy alineada con la estadounidense, aunque aún es muy temprano para saber qué pasara con la elección de Donald Trump”, dijo Jeremy D. Johnson.

México es el mercado más importante para AIG en Latinoamérica y representa 200 millones de dólares en primas por seguros otorgados, con aproximadamente 400 empleados a nivel nacional y al menos 1,000 agentes de seguros.

A nivel global, la compañía cuenta con millones de clientes en más de 100 países, entre ellos Brasil y Puerto Rico.

Te puede interesar: Impacto de efecto Trump a empleos se vería en segunda mitad de 2017

Johnson comunicó que esperan la creación de 70 empleos más en el territorio mexicano, debido a que se trasladarán al país las operaciones de un centro de servicios compartidos de Colombia, que atiende diversos puntos en Latinoamérica.

“Si la economía en México sigue creciendo, nuestra participación de mercado continuará también en incremento. Nuestra visión no es necesariamente tener mucha participación de mercado, pues lo que queremos es ser el asegurador más valorado de cada cliente”, comentó el directivo.

Recientemente, AIG anunció la venta de su filial Fairfax Holdings, que tenía presencia en cinco países de Latinoamérica: Argentina, Chile, Colombia, Uruguay y Venezuela.

 

Siguientes artículos

Big Data: Lo que las empresas esperaban
Por

Lo importante no es sólo tener datos de nuestros clientes o prospectos, sino usarlos de la mejor manera, analizándolos p...