Durante los últimos 20 años, hemos sido testigos de una atleta convertida en campeona y luego testigos de cómo esa campeona se ha vuelto una leyenda. Así se compara Serena con otros grandes.

 

Por Bailey Brautigan

PUBLICIDAD

Éste no es un artículo sobre mujeres atletas.

No voy a discutir las aportaciones hechas por Jackie Joyner-Kersee y Mia Hamm al mundo del deporte, y no voy a proyectar ningún escenario moderno de la “guerra de los sexos”. Si lo que buscas son palabras como “progreso” o “pionera”, no las encontrarás aquí.

Éste es un artículo sobre una de los atletas más dominantes que el mundo haya visto jamás.

Durante los últimos 20 años, hemos sido testigos de una atleta convertida en campeona y luego testigos de cómo esa campeona se ha vuelto una leyenda.

Y sí. Esta atleta es una mujer.

Serena Williams es lo que ocurre cuando el cuerpo de un gladiador y la mente de un guerrero se encuentran con la precisión de un cirujano y el aplomo de una bailarina. Ella posee todos los ingredientes necesarios para lograr el máximo sueño de cualquier deportista: La grandeza.

No hay dos atletas que hayan segido el mismo camino a la grandeza, y los analistas, escritores, jugadores y aficionados encuentran grandes dificultades para ponerse de acuerdo sobre una definición concreta del término. Pero sí sabemos que, con el fin de ser considerado verdaderamente grande, un atleta debe:

  1. Definir una era, ya sea a través de un reinado prolongado como el mejor en el deporte o a través de un impacto histórico en el deporte en sí. Los grandes casi siempre tienen un periodo de tiempo durante el cual son, al menos se cree, intocables.
  2. Trascender más allá del mundo de los deportes. Incluso aquellos que no son fans del deporte reconocen a los verdaderos grandes como grandes.
  3. Ganar campeonatos. Mientras más campeonatos haya ganado, más fuerte será su legado.
  4. Saber cuándo retirarse. Demasiados grandes potenciales arruinan sus posibilidades al seguir en activo cuando ha pasado su mejor momento. Calidad sobre cantidad.

Y, dado que ocupa el cuarto sitio, yo diría que cualquier lista de los grandes ateltas de todos los tiempos que no incluya a Serena Williams es incompleta e inexacta.

Entonces, ¿dónde debe clasificar? Con base en los criterios anteriores, armé mi propia lista.

Nota: Los atletas deben participar sobre todo en un deporte individual, por lo que no, Michael Jordan no está en esta lista.

1. Michael Phelps
Edad: 30
Títulos individuales: 61
Medallas olímpicas: 18 de oro, 2 de plata, 2 de bronce
Récords mundiales: 29 individuales (39 en total)

2. Tiger Woods
Edad: 39
Victorias profesionales: 106
PGA: 79 (segundo de todos los tiempos)
Tour Europeo: 40 (tercero de todos los tiempos)
Ganancias de su carrera: 109,931,412 dólares

3. Roger Federer
Edad: 34
Títulos individuales: 85 (tercero en la Era Abierta)
Premios en efectivo: 90,506,319 dólares
Récord de singles: 1,025-233
Medallas olímpicas: 1 de oro, 1 de plata

4. Serena Williams
Edad: 33
Premios en efectivo: 72,679,094 dólares
Títulos individuales: 68 de la WTA (cuarta de todos los tiempos)
Récord de singles: 724-121
Medallas olímpicas: 4 de oro

5. Usain Bolt:
Edad: 28
Récords mundiales: 3
Medallas olímpicas: 6 de oro
Medallas en campeonato del mundo: 8 de oro, 2 de plata

Los logros de Serena Williams hablan por sí mismos. Calificarlos de “femeninos” sería irrelevante.

Ella es una gran de todos los tiempos, y no, que sea “mujer” no tiene nada que ver con eso.

 

Siguientes artículos

Los 10 tenistas mejor pagados de 2015
Por

La última década ha sido una época de oro para los fans del tenis, quienes han tenido oportunidad de ver a auténticas le...