El hombre más rico de México, Carlos Slim, pidió al presidente Andrés Manuel López Obrador, en una carta escrita a mano, que se diera continuidad al proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), pero fue ignorado.

El proyecto de 13,000 millones de dólares fue cancelado, luego de que más de dos terceras partes de los votantes de una consulta popular votaran por el proyecto de Santa Lucía.

Esto ocasionó que la relación entre el magnate y el presidente se dañara, a pesar de haber tenido buenos acercamientos en los últimos 20 años; este hecho sería el motivo principal por el que Slim no se unió al grupo empresarial de asesores de AMLO, según recuenta Bloomberg.

Según dos personas que conocen el asunto, Slim le escribió al presidente que el aeropuerto podría ser un proyecto del sector privado y que, de hecho, se ofreció para llevar el proyecto personalmente.

Esta posición de Slim sobre el aeropuerto no es nueva, y de hecho ha dicho que, inclusive si el proyecto se realiza en Santa Lucía, debe ser operado por el sector privado.

Las empresas de Slim tenían más de 90,000 millones de pesos en contratos con el gobierno tras haber ganado la construcción de la pista 3 y la terminal del Nuevo Aeropuerto.

En tanto, en la mañanera del viernes 24 de abril, el presidente dijo que tiene una buena relación con el magnate. «Tuvimos una buena charla la semana pasada», dijo el presidente.

 

Siguientes artículos

Utilidades de Grupo México aumentan 22.1% en el primer trimestre del año
Por

Aunque su utilidad neta creció, las ventas consolidadas de Grupo México descendieron 5.1% debido a una caída en los prec...