La ganadora del Óscar presentó durante décadas apelaciones a fin de evitar el pago del 70% de sus ganancias en 1974, en vez de un 60% equivalentes a 276,000 euros.

 

Reuters

ROMA  – Ha pasado mucho tiempo – casi 40 años para ser precisos – pero Sophia Loren finalmente logró su venganza contra una institución que muchos adoran odiar: Hacienda.

La estrella del cine italiano, de 79 años, ganó una prolongada batalla por una disputa fiscal que se remonta a 1974.

El máximo tribunal italiano falló a favor de los contables de la diva, que dijeron que Loren debería haber pagado un 60% de sus ganancias en 1974 – el equivalente a 276,000 euros (380,400 dólares) – en vez del 70% que le demandaban las autoridades fiscales. En aquel momento en Italia circulaba la lira.

Su abogado, que presentó apelaciones durante décadas, calificó todo el proceso de “kafkiano” pero dijo que su cliente, que vive en Suiza, se alegró de lo que denominó como “un milagro”.

Loren, una napolitana que saltó a la fama en todo el mundo tras la Segunda Guerra Mundial y ganó un Óscar en 1961 por su papel en “Dos mujeres”, ya ha tenido otros encontronazos con Hacienda.

En 1982, pasó 17 días en una cárcel de mujeres en el sur de Italia dentro de un acuerdo judicial por no presentar una declaración sobre la renta. Culpó a su contable por olvidar hacerlo.

 

Siguientes artículos

Unilever mantiene pronóstico pese a débiles ventas
Por

La compañía reportó una desaceleración en sus comercializaciones en emergentes, al registrar un crecimiento del 5.9% fre...