Cuando los padres del director ejecutivo de Boundless Immigration, Xiao Wang, emigraron a Estados Unidos desde su natal Nanjing, China, Xiao tuvo que quedarse con sus parientes.

A los tres años, se unió a sus padres, quienes habían estudiado en la Universidad Estatal de Arizona y para ello, la familia había pagado alrededor de cinco meses de alquiler a los abogados y luego había invertido gran parte de sus ahorros en manos de un reparador para guiarlos a través del proceso de naturalización de alto riesgo.

“Toda mi vida he dado por sentado que se supone que la inmigración es difícil”, dice Wang. “Se vuelve casi como una competencia entre otros inmigrantes sobre quién tiene la experiencia más ridícula … eso es algo que consideramos como un rito de iniciación para venir a Estados Unidos”.

Ahora como cofundador de Boundless, una startup con sede en Seattle, Wang busca ayudar a otros, a escala. La premisa básica: el software puede estar devorando al mundo, pero no tanto al fenómemo migratorio, donde el estrecho margen de error y la falta de transparencia significa que millones todavía dependen de referencias a “oficinas revestidas de caoba y personas con traje y corbata”.

El director ejecutivo de Boundless Immigration, Xiao Wang (centro); el cofundador Serday Sutay (centro derecha) y sus colegas están buscando construir un centro de software para el proceso de inmigración. Foto Boundless Inmigration.

Fundada en 2017 por Wang, Doug Rand y Serdar Sutay, Boundless Immigration dice que ha ayudado, a la fecha, a 60,000 clientes con sus solicitudes de visa y ciudadanía, y previamente brindó apoyo a otros 10,000 a través de su compañía anterior, Rapidvisa.

La compañía también cuenta con un importante respaldo de capital de riesgo: Boundless anunció que ha recaudado 25 mdd en una ronda de financiación de la Serie B dirigida por Foundry Group, con Emerson Collective de Laurene Powell Jobs y AME Cloud Ventures del multimillonario de Yahoo, Jerry Yang, que se unen junto con los inversionistas existentes Forefront Ventures, Industry Ventures, Pioneer Square Labs, Trilogy Equity Partners y Two Sigma Ventures.

“No estoy interesado en construir una empresa que ayude a un puñado de personas”, dice Wang, quien espera aumentar los clientes de Boundless atendidos en un factor de 10 en los próximos años, mientras utiliza los fondos para triplicar la plantilla de 130 a cerca de 400.

No te pierdas: Albergues en México rechazan a migrantes entre políticas restrictivas

Boundless trabaja ofreciendo un servicio de tarifa plana que digitaliza los cientos de documentos involucrados en una solicitud de inmigración, que hoy se enfoca en tarjetas de residencia por matrimonio y otras consultas de ciudadanía, y luego relaciona a los solicitantes con un abogado de inmigración aprobado que trabaja con Boundless como socio.

En la actualidad, el servicio solo cubre aplicaciones para los Estados Unidos, pero Boundless tiene como objetivo agregar más países con el tiempo, así como soporte para más idiomas. Vale decir que las solicitudes completadas a través de Boundless tienen una tasa de aprobación de 99.7%, según Wang.

Graduado de la Universidad de Stanford con un BA y maestría y de Harvard Business School en 2014, Wang, durante su camino, trabajó temporadas en McKinsey; en el Departamento de Educación de la ciudad de Nueva York; en capital privado y luego más recientemente en Amazon, donde se desempeñó como gerente senior de productos durante más de dos años en Seattle.

Fue allí, trabajando por las noches y los fines de semana y entrevistando a “cientos” de familias, funcionarios y abogados, que Wang se inspiró para lanzar Boundless.

En busca de cofundadores, recurrió a Rand, ahora investigador principal de la Federación de Científicos Estadounidenses, que trabajó en la Casa Blanca bajo la administración de Obama como Subdirector de Emprendimiento; fue presidente de Boundless hasta 2019 y ahora es asesor de la empresa.

Sutay, CTO de Boundless, nacida en Turquía, anteriormente dirigió ingenieros en la startup Chef durante casi cinco años y anteriormente fue ingeniero en Microsoft.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Administración Trump, un momento difícil

La administración Trump no fue fácil para Boundless, con órdenes ejecutivas que limitaban las visas de ciertos países y, durante la pandemia, suspendieron la emisión de cualquier nueva tarjeta verde.

Boundless pasó algunos de esos años compartiendo investigaciones y participando en actividades de promoción para demostrar los argumentos económicos, por no mencionar los morales, a favor de la inmigración legal.

La puesta en marcha estimó que las políticas de Trump crearon una acumulación de más de 350,000 solicitudes de tarjetas de residencia.

Y aunque la startup ahora enfrenta una administración más amigable con la política de inmigración bajo el presidente Joe Biden, su mayor desafío sigue siendo convencer a las personas de que confíen en la tecnología como respuesta a un problema que ha afectado a generaciones de inmigrantes, dice Wang.

Boundless también es un negocio con fines de lucro, lo que significa que espera ganar mucho dinero con todos sus esfuerzos. Pero Wang añade que la condición de tener fines de lucro era la única forma de construir una gran empresa rápidamente, recaudando los millones correspondientes de inversionistas que buscaban un rendimiento. Luego, Boundless puede asociarse con organizaciones sin fines de lucro, agrega.

No te pierdas: La ‘granada política’ que afronta Kamala Harris en materia migratoria

En 2018, los fundadores de Boundless ayudaron a organizar una carta abierta de una variedad de líderes del sector privado, incluidos los fundadores de Postmates Shutterstock, Warby Parker oponiéndose a una “regla de carga pública” que buscaba bloquear a los inmigrantes que el gobierno determinaba que podrían requerir asistencia pública después de ingresar a Estados Unidos.

La regla, que aumentó la complejidad de las aplicaciones, fue “muy buena para nosotros como empresa”, dice Wang; la startup todavía expresó su oposición, organizando y pagando un amicus brief firmado por líderes tecnológicos, incluidos Reddit, Twitter y Microsoft, por separado de GitHub y LinkedIn, que también firmaron.

“Fue una política realmente mala para Estados Unidos”, dice. “Esos momentos difíciles en realidad generan preguntas como, ‘oye, ¿qué representas como empresa?'”

Las ambiciones de Wang para Boundless son enormes para coincidir con el nombre de la startup.

Recientemente como padre, espera que la compañía pueda servir como un socio a largo plazo para las familias de los clientes, no solo guiándolos a través de las diferentes fases de la inmigración a lo largo de los años, sino ayudándolos a conectarlos con los servicios y otros inmigrantes.

La startup se enfrenta a muchos rivales en ese objetivo, sin mencionar las fuerzas políticas que no puede controlar.

En este sentido, Wang no se deja intimidar por las probabilidades, “queremos ser ese único destino para todos los inmigrantes de todo el mundo”, dice.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

Apple impuestos
Apple anuncia inversión quinquenal de 430,000 mdd en EU
Por

La inversión busca apoyar en la recuperación de EU; Apple le apuesta al desarrollo de tecnología 5G.