El Departamento del Trabajo dijo que su índice subió un 0.1% en enero, por una alta demanda en la electricidad y combustible para calefacción, derivado de las las tormentas invernales.

 

 

Reuters

PUBLICIDAD

 

WASHINGTON  – Los precios al consumidor en Estados Unidos subieron en enero debido a que un clima inusualmente frío impulsó la demanda por electricidad y combustible para calefacción, aunque las presiones inflacionarias se mantuvieron contenidas.

El Departamento del Trabajo dijo que su índice de precios al consumidor avanzó un 0.1% y que el incremento en el costo de la energía de los hogares respondió por la mayor parte del alza.

El IPC había subido un 0.2% en diciembre, y el incremento del mes pasado estuvo en línea con lo pronosticado por los analistas.

En los 12 meses a enero, los precios al consumidor avanzaron un 1.6% luego de elevarse un 1.5% interanual en diciembre.

Eliminando los volátiles componentes de energía y alimentos, el llamado IPC subyacente subió un 0.1% por segundo mes consecutivo. En 12 meses a enero, el IPC subyacente subió un 1.6%, desacelerándose desde el alza de 1.7% en diciembre y anotando el menor avance desde junio.

Dado que la inflación al consumidor sigue por debajo de la meta de un 2% de la Reserva Federal, la política monetaria probablemente se mantenga expansiva por un tiempo, pese a la reducción por parte del banco central de la cantidad de dinero que inyecta mensualmente en la economía.

El mes pasado, los precios de la electricidad subieron un 1.8%, el mayor avance desde marzo del 2010.

Los precios del gas natural avanzaron un 3.6%, mientras que los del combustible para calefacción escalaron un 3.7%.

Esos incrementos contrarrestan una caída de un 1.0% en los precios de la gasolina.

Dentro del IPC subyacente, hubo alzas en los precios de los alquileres, de los costos médicos y de los medicamentos.

Los costos del tabaco registraron su mayor avance desde julio del 2013, que tienden a subir a comienzos de año debido a alzas tributarias.

En tanto, hubo declives en los precios de vehículos motorizados nuevos, de autos y camiones usados y de vestimenta. Las tarifas aéreas bajaron un 2.2%.

 

 

Siguientes artículos

Caen 13.2% ventas de Puma al cierre de 2013
Por

La compañía deportiva reportó un descenso del 4.7% en sus comercializaciones en el cuarto trimestre a 698.3 millones de...